6 concursos requieren unos USD 1,76 millones
El amor de Quito a los vehículos le pasa factura
Plan Nacional de Desarrollo al 2025 depende de inver…
30 familias venezolanas dejaron la calle y emprenden…
La historia clínica única lleva más de 10 años en co…
La salida de ecuatorianos a Guatemala se disparó en …
Juez del TCE rechaza denuncia en contra de Yunda por…
Contraloría debe entregar información de investigaci…

El tricolor Joel Valencia aprendió a aventurarse en el fútbol

El futbolista de 25 años ha militado en España, Eslovenia, Polonia y ahora busca un espacio para triunfar en Inglaterra. Foto: Cortesía Joel Valencia

El futbolista de 25 años ha militado en España, Eslovenia, Polonia y ahora busca un espacio para triunfar en Inglaterra. Foto: Cortesía Joel Valencia

El futbolista de 25 años ha militado en España, Eslovenia, Polonia y ahora busca un espacio para triunfar en Inglaterra. Foto: Cortesía Joel Valencia

Su amigo Jefferson Montero le hace escarnios continuamente. Todo surgió por un comentario que Joel Valencia hizo -en modo de broma, según él- sobre el seleccionador Jordi ­Cruyff, en una entrevista. “Creo que no tiene mi móvil (celular), por eso no me ha llamado nunca”, dijo.

Cuando Montero leyó esa declaración empezó a molestar a su colega futbolista: “Joel, yo sí tengo el contacto de Jordi (Cruyff), si quieres te lo paso”, le dice continuamente en sus pláticas, vía videollamada.

Los dos ecuatorianos juegan en la Championship de Inglaterra, en el torneo de Segunda División. ‘Jeff’ está en el Birmingham, mientras que Valencia milita en el Brentford. Se han hecho amigos y comparten, de forma virtual, vivencias y bromas durante la cuarentena.

Valencia llegó esta temporada al fútbol inglés. Lo hizo tras quedar campeón del torneo polaco, en una campaña memorable para él. Además de la corona, el mediocampista de 25 años fue declarado como el mejor jugador del certamen. Pese a su gran momento, decidió cambiar de aires: “Vino
el Brentford y me hizo una oferta de jugar cuatro temporadas. Decidí aceptar porque era un reto mayor, porque era Inglaterra y porque siempre me ha gustado tomar riesgos en mi carrera”, le confiesa a este Diario, en una charla en la plataforma Zoom.

El futbolista dialogó desde su casa en la localidad de Brentford, en el Gran Londres. Al igual que el resto de clubes del mundo, el cuadro de las ‘Abejas’ dispuso el aislamiento domiciliario de sus jugadores por la pandemia del covid-19. Valencia practicaba en un parque comunal en su condominio, pero ante la queja de sus vecinos tuvo que entrenarse únicamente en la sala de su casa.

Él nació en el recinto El Cabuyal, ubicado a media hora de Puerto Quito. A los 8 años viajó a España con sus abuelos paternos César y Luz María. Se incorporó desde niño al Real Zaragoza y tras hacer todas las divisiones juveniles, en el 2011 pudo jugar un partido con el equipo de Primera en la competitiva Liga española.

No logró quedarse en el equipo blanco y azul y ahí empezó a aventurar en distintos clubes persiguiendo sus sueños de gloria. Estuvo en el Atlético Malagueño y el Logroñés en España, hasta que en el 2016 fichó por el FC Koper del desconocido fútbol esloveno.

Allí comprobó la dureza del fútbol: el equipo tuvo una mala temporada y los dirigentes se atrasaron en los sueldos. Actuó en 28 partidos y logró solo dos anotaciones.

Después llegó la opción de ir al fútbol polaco, en donde las cosas mejoraron: jugó 65 partidos en dos temporadas y marcó nueve tantos. Sus buenas actuaciones llamaron la atención del Brentford, un equipo modesto, pero que utiliza big data para realizar contrata­ciones de bajo costo y alta
efectividad. El equipo se fijó en el prometedor Valencia y no dudó en ofrecerle un contrato a largo plazo.

Antes de la paralización de la Championship, el volante tuvo pocos chances de jugar, pero está decidido a no bajar los brazos y pelear por un puesto.
No olvida Ecuador y donó 15 000 mascarillas para su natal Cabuyal, donde viven sus abuelos, que decidieron volver de España hace varios años.
En los amistosos del año pasado, personal de la Ecuafútbol le dijo que podría ser convocado a la Tri. Ese sigue siendo su sueño: busca que Cruyff ahora sí lo llame.

Suplementos digitales