25 de octubre de 2020 00:00

Christian Ortiz aporta desequilibrio y golazos en Independiente del Valle

Christian Ortiz traslada el esférico ante Emmanuel Martínez, futbolista del Barcelona de Guayaquil. Foto: cortesía Conmebol

Christian Ortiz traslada el esférico ante Emmanuel Martínez, futbolista del Barcelona de Guayaquil. Foto: cortesía Conmebol

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Pablo Campos. Coordinador (D)

En el cuerpo técnico de Independiente del Valle tienen claro el momento de transformación de Christian Ortiz, el volante argentino que llegó este año al equipo, proveniente del Sporting Cristal peruano.

El 3 de octubre, en la fecha final de la primera etapa, Independiente se jugaba una mínima opción de ganar la fase: debía ganar a Orense (algo que finalmente logró) y esperar que Liga cayese ante Mushuc Runa como local. Los albos ganaron 2-0 en Quito.

Pero, en el duelo ante Orense en Machala, ‘Titi’ Ortiz fue la figura: marcó dos de los tres goles, mostrando su capacidad para controlar el balón y escapar de la marca más pegajosa.

En aquella ocasión, la LigaPro lo nombró la figura del partido y lo puso en la alineación ideal de la fecha.

A veces, con los pequeños detalles se marcan grandes diferencias. Ortiz, de 28 años, es talento puro, pero, según cuenta su entrenador Miguel Ángel Ramírez, necesita de cobijo y mimo para poder rendir. Aquella sobresaliente actuación, premiada mediáticamente, en redes sociales, fue un disparador para el futbolista, que en las últimas fechas muestra una tendencia al alza en sus prestaciones.

Hoy, 25 de octubre del 2020, Ortiz es titular con el elenco negriazul, en el partido de la tercera fecha ante Olmedo, en el estadio Olímpico de Riobamba. El compromiso se inicia a las 15:30.

El fútbol se paralizó por dos semanas, a inicios de octubre. Para Independiente, la pausa tuvo de todo menos de paz: el equipo llegó a sumar 15 contagios por coronavirus en su plantilla y así tuvo que afrontar el primer partido de la segunda etapa, ante Mushuc Runa en Echaleche.

Afortunadamente para Ramírez y su equipo, Ortiz no estuvo contagiado. En ese juego, marcó un gol olímpico. Pese a ello, Independiente perdió 2-1 y cortó una racha de 12 juegos sin derrotas.

Los golazos de Ortiz no cesaron. El pasado miércoles, el argentino, formado en las canteras de Newell’s Old Boys en su país, marcó el primer tanto en la victoria ante Barcelona, en el último partido de la fase de grupos de la Libertadores.

Los toreros esperaban con dos líneas de cuatro en su propio campo al cuadro de Sangolquí, que buscaba las asociaciones de sus volantes y delanteros para desajustar la zaga y encontrar espacios para anotar. Una combinación entre Ortiz y Faravelli dejó a ‘Titi’ en el borde del área y cuando el zaguero de Barcelona, Gustavo Vallecilla, se adelantó y dejó un espacio, el mediocampista sacó un remate cruzado que venció a Víctor Mendoza.

Nuevamente, vino la recompensa: la Conmebol designó aquel golazo como el mejor de la jornada del miércoles 22.

“Es el jugador más desequilibrante que tenemos. Puede jugar como punta, como interior, como mediapunta y en todos rinde bien. A su talento le ha sumado una buena preparación física y mucho sacrificio y compromiso en el momento de defender”, razona el entrenador español Ramírez.

En el esquema táctico de Independiente, un desajuste defensivo puede dejar al rival de cara al gol. El equipo adelanta a sus defensas centrales hacia la mitad de la cancha, por lo cual la presión pospérdida del esférico es fundamental. En ello, talentos como Ortiz, Fernando Guerrero y Jacob Murillo son fundamentales en el equipo.

Ortiz mantiene buena relación con sus compañeros, sobre todo con los extranjeros Christian Pellerano, Pablo Alvarado y Richard Schunke que lo han acogido bien y que disfrutan con su buen sentido del humor. Dentro de la cancha, sus asociaciones con Faravelli y con el ariete Gabriel Torres son fundamentales para el equipo que pelea en el torneo local y también en la Copa Libertadores.

Ortiz elevó su nivel. Solo necesitaba cobijo y sentirse importante para el club.

Biografía. 
Christian Ortiz nació el 20 de mayo de 1982. Mide 1,69 m y pesa 70 kilogramos.

Trayectoria.
Se formó en Newell’s Old Boys y después pasó por Huracán y Racing de Montevideo. Luego, se fue al Independiente de Avellaneda, antes de incursionar en el fútbol peruano. Militó en el San Martín y Sporting Cristal.

Con Independiente.  Llegó en febrero de este año al cuadro rayado. Ha marcado dos goles en la Copa (ambos a Barcelona). Lleva tres anotaciones en el Campeonato.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (9)