Dar clases con mascarilla puede afectar la voz de lo…
9 procesos de contratación, en 4 meses de la Asamblea
Guayaquil abre ferias ante descenso de contagios
298 sancionados por invadir las ciclovías en Quito
Cada ecuatoriano debe USD 292 a China y 348 al FMI
Chats señalan el ‘control’ de Sebastián …
Celeste Sugía: ‘México no solo es un país de t…
5 200 pacientes con VIH del IESS no acceden a medici…

Pacto macabro de futbolistas

La crisis de la Selección volvió a desvelar la forma arcaica como se administra el fútbol. Jugadores que llegaron con olor a alcohol a la concentracióny otros que estuvieron en centros de diversión nocturnos, en seis horas libres que le dio el entrenador interino.

Irresponsables todos. Los seleccionados, cuerpo técnico y dirigentes. Hicieron los que les plació, destruyeron el nombre de la Tricolor, ganado en los últimos 20 años. Eso es deprimente porque dejan una percepción que querían perder contra Argentina.

Lo peor es que hubo seleccionados y empresarios, de estos, que afirmaron que debió respetarse el pacto entre ellos, cuerpo técnico y directivos. Eso es detestable, infame y burdo. En lugar de copiar el buen ejemplo de Antonio Valencia, querían que se quede en la impunidad este hecho.

El DT Jorge Célico es uno de los que tiene que salir del cargo de interinato, de inmediato. Él ya no puede volver a dirigir a la Tri. Él y sus asistentes son cómplices de una de las peores vergüenzas de los últimos años. Se acomodaron a las circunstancias y eso en el fútbol es inapelable. Célico tampoco puede ser un buen ejemplo para los potenciales seleccionados juveniles con los que supuestamente tiene que trabajar.

La crisis de la Tri tiene que ser el motivo para que los dirigentes de los clubes replanteen sus posiciones y aboguen por una transformación del fútbol. Y allí, antes de pensar en contratar a un DT para la Selección, pedir elecciones o buscar directivos más responsables en la FEF, que no sean los actuales.

Suplementos digitales