Con agua contaminada se riegan 7 500 hectáreas de cultivos
Los negocios y el temor conviven con dos cárceles en Quito
En Ecuador también hay voces que imploran por la eutanasia
Pérdidas millonarias en importaciones ficticias
Guillermo Lasso se apoya en siete consejeros
Guayaquil le brindó un fugaz adiós a Álex Quiñónez, …
China aprueba ley para reducir la presión de las tar…
Rusia se encierra ante máximos históricos de covid-19

“El Juli”, Saldívar y Silveti salen a hombros en La México

El diestro español Julián López “El Juli y los mexicanos Arturo Saldívar y Diego Silveti salieron a hombros por la puerta grande de la Monumental de México, al cortar dos orejas cada uno.

Abrió el espectáculo la rejoneadora Mónica Serrano, que escuchó división de opiniones.

Ante una soberbia entrada, unos 35 000 espectadores, se lidiaron un novillo de Santiago, que fue magnífico, para rejones, y seis toros de Los Encinos, muy bien presentados y que han sido bravos.

Magníficos los tres primeros con vuelta al ruedo en el arrastre el primero y tercero y ovacionado el segundo; cumplieron cuarto, sin la calidad de sus hermanos, el quinto, que ha sido el menos potable, y el sexto, que tuvo menos movilidad. El ganadero Eduardo Martínez Urquidi saludó en el tercio en el tercero.

La rejoneadora Serrano abrió el festejo con una actuación en que hubo momentos que calaron y se le ovacionó, pero mató de dos intentos, el último colocado el rejón muy trasero y escuchó división de opiniones.

El Juli se ha manifestado en el gran nivel que está. Con el primero el madrileño cuajó una faena completa en la que brilló la torería que atesora, con templanza, fijeza, buen gusto. Fue una pena que un pinchazo le impidió obtener el rabo, no así los gritos de ¡torero, torero! Y con el cuarto, que exigía mucho, volvió a mostrar su maestría, sitio y carácter. Una faena de un mérito indudable. Petición de oreja no concedida y saludos en el tercio con ovación de gala.

Saldívar ha dado la respuesta al as español, magnífico estuvo con el capote, mejor con la muleta, en una labor en ascenso y concluyó realizando una faena de altos vuelos para matar de estocada. Fue premiado con las dos orejas. El quinto ha sido un toro deslucido y Arturo estuvo dispuesto y mató de varios intentos, aviso y silencio.

Silveti también supo ponerse a la altura. Con el tercero se lució con el capote y estructuró otra faena de suma importancia en beneplácito del público al captar la respuesta de los jóvenes toreros mexicanos. Mató de estocada, aviso, y dos orejas con vuelta al ruedo entre aclamaciones. Con el sexto nuevamente Diego no escatimó esfuerzos e hizo cosas de mérito. Mató de estocada y recibió la ovación en los medios.

El banderillero Christián Sánchez saludó en el tercio por gran par en el sexto.

Los tres diestros “El Juli”, Saldívar y Silveti fueron izados a hombros y escucharon ovación final que compartió también el ganadero.

Suplementos digitales