Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 31 de julio del 2021
Riobamba, en campaña para reactivar el turismo
Paseo Agroecológico de Guápulo se hace con emprendedores
Jóvenes se preparan para el nuevo examen Transformar
La Asamblea Nacional debate la legalización de lotes…
Arancel baja desde este 1 de agosto para bicicletas,…
Íñigo Salvador: ‘Hay entidades en donde campea la co…
La viuda de Jovenel Moise dice que considera postula…

Alejandro Valverde gana con 41 años la sexta etapa en el Dauphiné

Alejandro Valverde en el momento que gana la sexta etapa del Dauphiné el 4 de junio del 2021. Foto: Twitter @Ciclismoafondo_

Quien tuvo retuvo, y a Alejandro Valverde (Movistar), el más veterano del Dauphiné con 41 años, aún le quedan lecciones que dar.

El 4 de junio del 2021 ofreció una magistral como rematador para anotarse la sexta etapa disputada entre Loriol-sur-Drome y Le Sappey-en-Chartreuse, de 168 kilómetros, en la que Alexey Lutsenko (Astana) pasó al frente de la general.

Valverde rubricó el plan que diseñó su equipo en la primera etapa de montaña del Dauphiné. Carlos Verona seleccionó el pelotón, Miguel Ángel López lanzó al murciano y ‘El Bala’ paró los pies al británico Tao Geoghegan para alzar los brazos por segunda vez en la temporada, recuperando una imagen que por cuestiones naturales es cada vez menos habitual.

El campeón del Mundo 2018 fue el más fuerte entre el grupo principal que gestionó la victoria en la cima de Le Sappey-en-Chartreuse. Esta vez pudo sentenciar con estocada final, como antaño, a diferencia de su triunfo reciente en el G.P Miguel Indurain, donde sorprendió en solitario. Le siguieron en meta la totalidad de hombres de la general, con Supemán, Enric Mas, Geraint Thomas y Quintana.

Como él mismo predijo, el austríaco Lukas Postlberger se hundió en los puertos previos y soltó el maillot amarillo en favor de Lutsenko, también protegido por el Astana para alcanzar el objetivo. Le siguen su compañero español Ion Izagirre a 8 segundos y el neerlandés Wilco Kelderman (Bora) a 12. Geraint Thomas (Ineos), cuarto, es el favorito mejor colocado, cuarto a 13 segundos.

La etapa ofreció montaña concentrada en los últimos 46 kilómetros, con cuatro puertos donde se debían probar los hombres de la general antes del fin de semana de alta montaña con La Plagne y Les Gets. La fuga se formó con 14 hombres, el mejor de ellos el campeón olímpico belga Van Avermaet, a 2.40 minutos. También se incrustó el rey de la montaña, el británico Matthew Holmes (Lotto Soudal), por aquello de pescar puntos para su distinguido maillot.

En jornada rápida, la avanzadilla superó el Col de la Placette (2a, 5,1 kms al 6,4 por ciento) con 2.50 de adelanto, sin inquietar apenas al pelotón que trataba de manejar el Bora para defender el maillot amarillo de Postlberger y buscar la etapa para Kelderman.

Todo cambió en el Col de Porte (2a, 7,4 kms al 6,8 por ciento), el escollo más complicado del menú. El Astana empezó la fiesta tirando a 3 kms de la cima, mostrando sus cartas. El tirón condenó la fuga, descolgó a P stlberger y espoleó al Movistar, que también tenía algo que decir.

De la fuga resistió el estadounidense Craddock, quien coronó solo la Cota de la Frette (3a, 3,7 kms al 5,2), que enlazaba con la subida a meta definitiva. Carlos Verona empezó el festival del Movistar asomado al balcón largo rato, hasta las primeras cuestas del Col del Sappey -En-Chartreuse (3a, 3,3 kms al 6,2).

Verona le pasó la pelota a “Supermán” López, quien adelgazó el grupo principal, donde no faltaba nadie. El colombiano puso en alerta al Ineos, que tenía los mismos planes que el conjunto telefónico, pero con Tao Geoghegan.

Atacó Gaudu, lo intentó Kuus, pero “Supemán” sacó las alas a 1,5 de meta. Valverde se soldó a rueda, a la expectativa, esperando movimientos. Y vio a Tao Geoghegan soltar la carta que el británico creía ganadora. El murciano no se desesperó. Observóm salió tras él y le superó de manera clara, suficiente para recordar que el murciano merece un respeto hasta que se baja para siempre de la bicicleta.

Este sábado 5 de junio la séptima etapa se disputa entre Saint-Martin-Le-Vinoux y La Plagne, jornada de montaña de 171,5 kilómetros de recorrido.