14 de octubre de 2018 00:00

Barcelona y Emelec, con plantillas estables

El mediocampista Holger Matamoros (der.) traslada el balón durante una práctica de los azules, en Samanes. Foto: API.

El mediocampista Holger Matamoros (der.) traslada el balón durante una práctica de los azules, en Samanes. Foto: API.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Esteban Dreer habló ante sus compañeros sobre la jerarquía de Emelec, al final de la práctica del viernes (12 de octubre del 2018). El golero argentino-ecuatoriano es uno de los más experimentados del club, con el que consiguió cuatro campeonatos en los últimos seis años.

Sus siete años en el club y su liderazgo le sirvieron para ponerse la banda de capitán y ser quien aliente a sus compañeros, previo a los partidos. El argentino-ecuatoriano heredó esa responsabilidad tras la partida de Gabriel Achilier al fútbol mexicano.

Emelec atraviesa por un proceso de recambio en su plantilla, que se inició el año pasado. De los 29 jugadores inscritos, el 55% llegó en las últimas dos temporadas. Esto influyó en el rendimiento del equipo en el actual campeonato nacional.

Dreer forma parte de la base de jugadores que alcanzaron títulos nacionales. “A la gente no le gusta que digamos que estamos en formación, se fueron jugadores importantes, pero llegaron chicos con gran proyección y que van ganando confianza”.

“Los más experimentados hablamos con los chicos para que no se mareen con la fama”, dijo el meta de 36 años.

Nassib Neme, presidente del club, defiende la continuidad de los procesos a mediano y largo plazos. Por eso, dice no preocuparse cuando le consultan sobre los resultados de su equipo, que perdió la primera etapa y que pugna por ganar la segunda.

La directiva buscó a jugadores de entre 21 y 23 años, en las últimas dos temporadas, para reforzar y renovar la plantilla. El promedio de edad del equipo actual se redujo de 28 a 26,8 años, en el 2018.

Con un presupuesto de USD 15,5 millones, los eléctricos contrataron nueve jugadores esta temporada. Además, mantuvieron a la base de futbolistas que consiguió los últimos éxitos deportivos.

El proceso de Emelec se sustenta en la filosofía del club, que firmó acuerdos de auspicio con multinacionales y entidades públicas como el Banco del Pacífico, que financió parte de la remodelación del estadio George Capwell.

“Me parece que es muy meritoria nuestra posición, a pesar de ser un grupo nuevo. Hay mérito de la plantilla y de la dirigencia”, dijo Dreer. Con ello se refirió a que su equipo ocupa la segunda casilla de la segunda etapa, escoltando al líder Macará.

La falta de acoplamiento de los jugadores en los partidos genera problemas al equipo, principalmente cuando juega de visitante. Desde el inicio de la segunda etapa no lograron ganar fuera del estadio George Capwell.

Hoy a las 17:00 volverán a jugar fuera de casa, ante Barcelona, en el estadio Monumental. Será un partido por la fecha 14 de la segunda etapa del torneo y el último Clásico del Astillero del año.

Los toreros también intentaron mantener estabilidad en los últimos dos años. Antes, los directivos realizaban cambios radicales de plantilla año a año.

Con la llegada de José Francisco Cevallos a la Presidencia, en el 2015, se estableció un proceso deportivo que le dio continuidad a los deportistas y al entrenador uruguayo Guillermo Almada.

26 de los 30 jugadores de la actual plantilla del ídolo llegaron entre el 2015 y el 2018, se conocen bien. Sin embargo, el club mantiene un promedio de 13 futbolistas contratados por temporada.

A diferencia de Emelec, el conjunto amarillo ‘avejentó’ su plantilla este año. La llegada de jugadores como Joffre Guerrón, Stiven Zamora y la continuidad de Matías Oyola y Damián Díaz, incrementaron el promedio de edad de los canarios de 23,4 a 25,5 años.

Barcelona es el equipo que más dinero recauda anualmente, gracias a los auspicios de empresas públicas y privadas, los derechos de televisión, aporte de socios, entre otros rubros. Su presupuesto para esta temporada superó los USD 20 millones.

Pese a eso, Barcelona atraviesa una crisis económica -por su déficit de USD 41 millones- y deportiva. Acumula ocho partidos sin ganar, que lo relegó a la séptima casilla de la etapa del torneo.

Una derrota o un empate esta tarde dejaría al equipo lejos de la posibilidad de clasificarse a la final, para medirse a Liga de Quito, en diciembre.

“Ningún equipo se ha despegado, si ganamos (hoy) estamos otra vez en pelea. En Barcelona nada es fácil”, dijo Cevallos durante la semana, para aplacar la inquietud de los aficionados ante la posibilidad de un nuevo fracaso deportivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)