En marzo Ecuador concretará el acuerdo comercial con México
Grupo antivacunas irrumpe en un hospital
Mujer no embarazada obtiene un amparo para acceder al aborto
ANT no incrementará costos de sus servicios en este año
Más asaltos con violencia en Cuenca
Oferta en firme para venta del Banco del Pacífico de…
Hospital Eugenio Espejo abrió la primera clínica de …
Ecuador solicita formalmente su ingreso a la Alianza…

Las motivaciones de Gonzalo Bustán en la marcha van más allá de las medallas

Gonzalo Bustán fue tercero en el nacional interclubes de marcha en Machala, el 8 de enero del 2022. Foto: Instagram gonza.bustan

En los 35 km del reciente campeonato nacional interclubes solo fue superado por los olímpicos Daniel Pintado y Jonathan Amores. Alcanzar ese tercer lugar en Machala tiene motivado al lojano Gonzalo Bustán Japón, de 21 años, quien combina sus entrenamientos diarios con los estudios universitarios en Quito.

Cuando en el 2014 se inició en la práctica del atletismo, una de sus mayores motivaciones era recibir un uniforme de su federación provincial como los que tenían otros atletas ya entonces consagrados que se entrenaban a su lado en el estadio Reina del Cisne, en Loja. Ahora, cuando ya ha competido internacionalmente por Ecuador y se codea con la élite tricolor de la marcha, sus objetivos son alcanzar clasificaciones a los más grandes eventos deportivos como Sudamericanos, Panamericanos, Mundiales y también los Juegos Olímpicos.

En la actualidad, el marchista lojano se ejercita con la guía de Javier Cayambe y comparte sus prácticas diarias con deportistas experimentados como Javier Mena, David Hurtado y Jonathan Amores, estos dos últimos marchistas que representaron al país en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Cuando Bustán se unió al grupo hace tres años se quedó gratamente impresionando por la cálida bienvenida con la que fue recibido. “Me sorprendió la calidad de personas que eran, me acogieron de una manera estupenda. Desde el inicio los he considerado como una familia”, asegura el deportista que estudia fisioterapia en la Universidad de las Américas.

Para el 2018 ya se había destacado como atleta juvenil y gracias a eso, más otras variantes que fueron consideradas en su centro de estudios, logró acceder a una beca universitaria del 80%. Ya está en el sexto semestre de su carrera, algo que también lo emociona porque quiere ser un profesional que trabaje en beneficio del atletismo o el ciclismo. Pero eso será en el futuro. Este año espera representar al país en el Sudamericano de marcha que será en Lima el 6 de febrero. Además, se entrena para competir en el Sudamericano Sub 23 de Brasil y hasta para buscar un lugar en el Mundial por equipos de Omán o en el Mundial de Atletismo de Oregón (Estados Unidos). Todas esas competencias se realizarán en el 2022.

Gonzalo Bustán en sus primeros años en la marcha, en Loja, en el 2016. Foto: cortesía Gonzalo Bustán.

“Ahora tengo la tranquilidad de saber que vamos por buen camino. Como deportista a veces se duda y uno se pregunta si será lo suficientemente bueno. Me ha tocado trabajar, luchar, pero ya estoy ahí con los mejores”, cuenta Bustán, quien empezó a entrenarse de manera formal hace siete años.

Al inicio, cuando su mayor anhelo era conseguir un uniforme de la provincia, la mayor parte de las veces llegaba tarde a las prácticas. Muchos lo creían indisciplinado. Sin embargo, la mayoría de las veces se atrasaba porque ayudaba a su madre en el puesto de venta de frutas y verduras que ella tenía en el Mercado Pequeño Productor, en el sector Las Pitas de Loja.

Entonces, en cierta ocasión se le acercó el entrenador Patricio Ortega y sus palabras lo sacudieron. El técnico le pidió que realizara un esfuerzo extra, que buscara la manera de entrenar y de ser constante. “Fue una persona clave y me incentivó”, recuerda. “De él aprendí que la disciplina es importante”, añade.

Gonzalo Antonio Bustán Japón sueña con ganar una medalla olímpica y también con convertirse en un profesional de la fisioterapia que contribuya en la formación de las futuras generaciones de deportistas. A esos anhelos él suma otro, quizás el que más lo motiva. “Quiero tener una fundación que pueda contribuir a los niños de escasos recursos. Mi mamá trabajaba en el mercado, ahí es muy duro. En los mercados hay mucho potencial, pero no hay una vía para poder integrar a los muchachos y sacar su potencial”, asegura el atleta tricolor que en el 2021 representó al país en los Juegos Panamericanos Junior de Cali, en Colombia.  

Suplementos digitales