8 de septiembre de 2018 00:00

Ecuador competirá con su nueva generación en el Sudamericano

Lizbeth Vicuña y Diego Arévalo se entrenan en la pista Jefferson Pérez. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Lizbeth Vicuña y Diego Arévalo se entrenan en la pista Jefferson Pérez. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Manuel Quizhpe
Redactor (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Liz­beth Vicuña y Diego Arévalo tratan de consolidarse a escala internacional. Ellos acumulan éxitos en las categorías menores Sub 18 y 20. Ahora intentarán subirse al podio en el Sudamericano Sub 23 de Atletismo, que será entre el 29 y 30 de septiembre en Cuenca.

Ambos atletas azuayos siguen un proceso de 10 años con el técnico Julio Chuqui, quien ha compartido sus triunfos y decepciones. Él está convencido que sus dirigidos son parte del recambio que requiere el atletismo nacional en las pruebas de fondo y semifondo.

Como ellos, otros 65 atletas ecuatorianos (34 varones y 31 damas) se alistan para constatar sus progresos. El velocista Steeven Salas, con 15 años, es el más joven de la delegación. El torneo acogerá a seleccionados de 13 países (tres son invitados) y competirán deportistas de entre 16 y 22 años.

De acuerdo con el reglamento de la Confederación Suda­mericana de Atletismo, los atle­tas de hasta 17 años podrán participar en dos pruebas individuales y un relevo. Quienes compitan en distancias superiores a los 200 metros solo intervendrán en una prueba individual por día. Para mayores de 18 años no hay límite.

Ecuador contará con medallistas mundiales como el marchista David Hurtado, el saltador Frixon Chila, las velocistas Ángela Tenorio y Maribel Caicedo, entre otros. La ausente será Glenda Morejón, múltiple medallista mundial de marcha. Ella cerró la temporada 2018 con la presea de bronce iberoamericana en Perú.

Karla Jaramillo reaparecerá en una competencia internacional después de ser madre. En la capital azuaya participará en la prueba de los 20 000 m marcha, y su reto es subirse al podio sudamericano.

Giovan Delgado, su técnico, contó que Karla dio a luz a mediados de enero del 2018 y dos meses después retomó las prácticas. “Llegó con sobrepeso; tenía 62 kilos y ahora pesa 50 kilos”. Se sugirieron controles médicos para evitar inconvenientes, puesto que sigue en período de lactancia.

Ecuador también exhibirá el potencial de la velocista Gabriela Suárez y de la lanzadora de jabalina Yuleixi Angulo, ambas de 17 años y finalistas mundiales. Ellas se alistan para los Juegos Olímpicos de la Juventud, que será el próximo mes en Argentina.

Arévalo y Vicuña, de 20 y 19 años, correrán las pruebas de 3 000 metros con obstáculos y 5 000 m planos, en ese orden. En la pista del estadio Jefferson Pérez, donde se entrenan todos los días, tendrán a rivales con éxitos mundiales, panamericanos y sudamericanos.

Vicuña se enfrentará a las peruanas Deysi Quishpe y Virginia Huatorongo, quienes ocupan los dos primeros lugares del ‘ranking’ sudamericano en la categoría Sub 20. La cuencana está ilusionada con ganar la medalla de oro.

Su meta a largo plazo es especializarse en pruebas de fondo. En dos años se ve corriendo distancias de 21 y 42 km.

Arévalo, por su parte,tendrá como principal rival al peruano Yuri Labra, de 20 años, ganador de la medalla de oro en los Juegos Sudamericanos en Bolivia. Con su participación en el Sudamericano, Arévalo se despedirá de los 3 000 m con obstáculos. Este año incursionó en 5 000 m planos y quiere especializarse en esa distancia.

Según Chuqui, sus alumnos y los demás seleccionados se probarán ante rivales de jerarquía. A su criterio, los 2 550 metros de altitud serán determinantes en los resultados. Arévalo y Vicuña son los únicos cuencanos en el combinado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)