Cuatro sentenciados por asesinato de extranjera en c…
Cuenca está sitiada y sin provisiones por el paro
La producción petrolera, a punto de parar por las protestas
Alerta en el país por el abandono del esquema de vac…
Tres factores afectan la producción de cebolla
Cada uno está en su ‘trip’
La negociación entre el Gobierno y los indígenas con…
Tránsito colapsó por acto de protesta de gremios de …

Usar el negro en las paredes tiene sus trucos

El uso de ese tono agrega profundidad a los espacios. La iluminación es importante. Foto: Cortesía Creando una Imagen

El uso de ese tono agrega profundidad a los espacios. La iluminación es importante. Foto: Cortesía Creando una Imagen

El uso de ese tono agrega profundidad a los espacios. La iluminación es importante. Foto: Cortesía Creando una Imagen

El color negro  es considerado un tono atrevido, que requiere de trucos para utilizarlo. Ahora las paredes con ese color son una opción para agregar profundidad y elegancia a los ambientes de la casa.

Según la arquitecta interior Emilia Velasteguí, de Designer Fever, ‘nocturne’ es la nueva tendencia en decoración, la cual utiliza el negro como su color principal. Explica que es un estilo que llega para romper esquemas, los tabúes del color y la luminosidad en los espacios, “es un estilo sin miedo a la belleza de lo oscuro, dando referencia a la noche”, añade.

Al ser un color que transmite sensualidad, misterio, lujo y sobre todo elegancia, utilizado de la manera correcta puede ser el color ideal para cualquier espacio. La arquitecta recomienda, si se busca introducir este color por primera vez, utilizarlo en espacios pequeños de la casa o en accesorios o mobiliario pequeño. De esa manera puede ver el impacto que tiene el tono en lugar.

La iluminación es clave para resaltar el ambiente. Foto: Cortesía Creando Una Imagen

Indica que el negro va bien con colores claros y metálicos. “Los materiales como latón, plata, bronce y oro, por ejemplo, agregan una sensación elegante y lujosa, y aportan más brillo al espacio”.

Para el diseñador de interiores Andrés Cruz, de Creando una Imagen, el color negro representa la ausencia de luz, y por ello es necesario ser sutiles al momento de decorar con ese tono, mucho más si se trata de espacios como un dormitorio.

Señala que se puede decorar con paredes negras cuando el espacio lo permite. El negro reduce visualmente los espacios, así que jugar con un color oscuro será una opción siempre y cuando el espacio sea grande y tenga iluminación.

El color negro en dormitorios puede colocarse en una pared detrás del espaldar de la cama. Foto: Cortesía Emilia Velasteguí

Si se trata de espacios pequeños, el diseñador explica que una forma de introducir ese color es en el techo y mantener las paredes claras en tonalidades suaves y cálidas como el beige o el blanco.Es clave trabajar con iluminación natural y artificial.

Cruz añade que para lograr estilos diferentes es necesario jugar con otros tonos. Los colores rosas, celestes y mostazas se llevan muy bien con el negro. “Es importante eliminar el cliché del negro con blanco presente hace más de 30 años o, peor aún, del negro con el rojo, cuyo auge fue hace alrededor 20 años atrás”.

Los tonos vivos en ambientes con color negro aportan equilibrio al ambiente. Foto: Cortesía Emilia Velasteguí

Los especialistas concuerdan con que hay aspectos que deben evitarse a la hora de aplicar este tono en la casa. Emilia Velasteguí señala que un exceso puede causar depresión o claustrofobia. Por eso solo puede estar en techos o paredes, más aún cuando se trata de ambientes pequeños, ya que causará un efecto de encierro e inconformidad. Tampoco se recomienda aplicarlo en espacios cerrados, que carezcan de una buena iluminación.

Cruz agrega que lo principal es evitar ser aburrido, ya que el negro es un color muy sobrio, que si se usa mal puede perder su carisma. Menciona que ese tono también está asociado al luto o a la muerte y por ello se debe tomar en cuenta los detalles. Lo ideal es utilizar el efecto imán, que es colocar un elemento que brinde luz, textura o reflexión, de manera que la pared negra se convierta en la protagonista.