La casa está elevada y tiene una estructura metálica. Hay elementos de hormigón visto, cemento y madera de teca. Fotos: Cortesía JAG STUDIO y Bernardo Bustamante Arquitectos

La casa está elevada y tiene una estructura metálica. Hay elementos de hormigón visto, cemento y madera de teca. Fotos: Cortesía JAG STUDIO y Bernardo Bustamante Arquitectos

Sábado 15 de febrero 2020

Una vivienda generosa con su entorno

Daniela Cevallos. Redactora (I)
cevallosd@elcomercio.com

Con un clima privilegiado y una gran vista, la Casa DA se ubica en una zona residencial del valle de Cumbayá. “Austera, correcta y ordenada” es como describe a esta vivienda el arquitecto Bernardo Bustamante, quien la diseñó. Con 250 m² de construcción fue diseñada para una familia de tres personas.

Su ubicación es un punto clave, pues permite aprovechar la vista desde todos los espacios y también el sol de la mañana.  Para ello, el arquitecto explica que se ubicó la vivienda en la parte más alta del terreno que se encuentra en el borde de la ladera y del valle.

La vegetación se mantuvo y es parte de los espacios verdes de la casa.

La vegetación se mantuvo y es parte de los espacios verdes de la casa.

De esta manera, los espacios de estar tienen vista hacia Cumbayá, las montañas y un jardín principal, y se orientan hacia el sol de la mañana.  En cambio, los espacios de servicio se organizan hacia la ladera, relacionándose con un jardín contemplativo.

Destaca que se trata de una casa “generosa”, porque la idea era aportar con el entorno.
Por eso el inmueble se posicionó siguiendo los ejes de los vecinos, tanto en planta como en sección, con el objetivo de potenciar los vacíos de las casas aledañas. Así, los espacios verdes de esta residencia se conjugan con otros, logrando que estos se multipliquen.

Toda la fachada posterior tiene un sistema de lamas metálicas dejando aperturas y cierres para el ingreso de luz.

Toda la fachada posterior tiene un sistema de lamas metálicas dejando aperturas y cierres para el ingreso de luz.

Además, se decidió que la residencia sea de una sola planta para que las viviendas ubicadas detrás mantengan intacta la vista del paisaje.  Otro detalle es que se respetó toda la vegetación existente destacando un gran árbol de algarrobo, que remata el eje de circulación y cobija con su sombra la habitación principal. Incluso las rocas que había en el lugar son parte del ornamento de los jardines.

En esta vivienda priman los materiales crudos.

En esta vivienda priman los materiales crudos.

Bustamante indica que la casa se compone de dos muros de hormigón que se enclavan en el terreno y sobre estos muros se asientan dos cubos: uno destinado al área social y el otro al área privada. Entre la separación de estos dos elementos se generó un hall de ingreso a la vivienda.

Gracias a la elevación de la casa, se creó un subsuelo en el que se resuelven los estacionamientos, el área de lavandería, un baño y las bodegas. En cuanto a los espacios, hay tres habitaciones, dos baños completos, una sala de estar y el área social abierta. Además, una terraza en la que priman el vidrio y el cielo falso de teca. Justo abajo de la casa se generó una plataforma en donde se ubica un hidromasaje.