Las cabinas elaboradas con vidrio templado son resistentes. Allí se puede imprimir todo tipo de imagen. Foto: Cortesía Seteco

Las cabinas elaboradas con vidrio templado son resistentes. Allí se puede imprimir todo tipo de imagen. Foto: Cortesía Seteco

Sábado 13 de julio 2019

Cabinas de ­baño que se personalizan

Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

Cabinas de baño más estéticas y funcionales marcan ahora la tendencia en el mundo del diseño interior.

Están pensadas para satisfacer las necesidades y gustos de cada habitante. Las cabinas se elaboran con varios materiales; sin embargo, el vidrio templado está entre los más utilizados y según Bertha Bustos, de Edesa, también figuran los plásticos de ingeniería, por su resistencia y durabilidad.

La ventaja de utilizar el primer material es que los habitantes pueden personalizar su cuarto de baño a través de la cabina, pues sobre el vidrio templado se pueden imprimir infinidad de imágenes.

Anahí Llerena, de Seteco, cuenta que ese proceso se puede realizar sobre vidrios de 6, 8 y 10 milímetros de espesor, y que el usuario puede plasmar desde una imagen tomada de alguna página web hasta una fotografía personal. El único requisito es que tenga una buena resolución.

Hay cabinas móviles y fijas de diferentes tamaños. Foto: Plataforma Arquitectura

Hay cabinas móviles y fijas de diferentes tamaños. Foto: Plataforma Arquitectura

Los accesorios, coinciden los especialistas, llegan siempre en acero inoxidable para evitar problemas a futuro por el contacto con el agua.

Hay perfiles en colores cromo, blanco y negro. Este último es tendencia también porque, dependiendo del estilo de decoración, permite generar contrastes interesantes dentro del cuarto del baño. Una cabina con perfiles de ese tono, por ejemplo, combina con un sanitario y lavamanos blanco o rojo. Además, el negro brinda un toque de glamour.

Los perfiles en color blanco, en cambio, otorgan sensación de limpieza, según Bustos. “El blanco es el más utilizado, quizá por la sensación de higiene que transmite en el baño”.

En cuanto al diseño, predominan las líneas rectas, aunque también llegan con curvas para adaptarse a los diferentes espacios de ese ambiente.

Esa inclinación por las líneas rectas, cuenta Bustos, está ligada la tendencia minimalista, donde predomina el “menos es más”, y por esa razón dentro de la cabina los amenities se han reducido, aunque se siguen vendiendo cabinas de baño con un sistema de hidromasaje incorporado o con dispositivos para escuchar música.

Ahora se encuentra, por lo general, una ducha principal en gran formato ya sea cuadrada o rectangular, acompañada de la ducha de mano. Las formas circulares o pequeñas van quedando atrás.

Esas duchas modernas llegan acompañadas de tecnología que ahorra agua a través de diversos sistemas, manteniendo la calidad del chorro. Dependiendo del diseño, las personas pueden sentir una sensación de cascada o de lluvia, generando inmediatamente una sensación de bienestar. La grifería llega en tono cromado, color que aporta elegancia y estética al ambiente.

Hay cabinas que cuentan con un sistema de hidromasaje. Foto: Plataforma Arquitectura

Hay cabinas que cuentan con un sistema de hidromasaje. Foto: Plataforma Arquitectura

La ventaja de la cabina, según Bustos, es que por su tamaño se convierte en la protagonista del cuarto de baño, dotando de personalidad a todo el ambiente.

En la actualidad, hay cabinas fijas y móviles con un sistema sencillo de colocación. Sin embargo ambas, aseveran los expertos, requieren de personal capacitado para asegurar un correcto funcionamiento.

Antes de adquirir una cabina es importante contar con la medida exacta del espacio, para según eso seleccionar la más adecuada. Para un correcto funcionamiento de la cabina también es importante realizar un mantenimiento constante. Así evitará que se llene de manchas o de grasa y afecten la estética de ese ambiente.

Para la limpieza, sugieren los expertos, se debe recurrir a implementos adecuados, así se evitarán daños permanentes en los diferentes elementos.