En Quito Publishing House, las lámparas están programadas para brindar confort a en función de la luz natural. Foto. Diego Pallero/ CONSTRUIR

En Quito Publishing House, las lámparas están programadas para brindar confort a en función de la luz natural. Foto. Diego Pallero/ CONSTRUIR

Sábado 06 de octubre 2018

13 proyectos eco-eficientes tienen un sello internacional

Paola Gavilanes. Coordinadora  (I)
pgavilanes@elcomercio.com

En el Quito Publishing House trabajan alrededor de 220 personas. Un 10% de ellas utiliza bicicleta para llegar al edificio, ubicado en las calles Guipuzcoa y Mallorca, en el sector de La Floresta.

Adentro, hombres y mujeres utilizan las escaleras para recorrer los seis pisos y caminan en el interior del edificio para colocar la basura en botes etiquetados con el nombre papel, plástico, materia orgánica. Nadie utiliza ventilación artificial y en épocas frías la gente recurre a sus abrigos y guantes.

Esa serie de acciones son las que vuelven sustentable a un edificio, según Marjorie Espinoza, vicepresidenta corporativa, pues se reduce significativamente el consumo de energía y se promueve el bienestar entre los trabajadores.

El Quito Publishing House alcanzó la certificación LEED Gold en el 2015, otorgada por U.S. Green Building Council. Se trata de la certificación para edificios sustentables más reconocida a nivel mundial. La tienen edificios de Estados Unidos, Colombia.

El sello que lo acredita como una edificación eco-eficiente está en la fachada del edificio, construido con materiales fabricados con componentes reciclados, otro pedido de la organización internacional para lograr dicha distinción.

El aeropuerto Seymour de Baltra logró la certificación Gold en el 2014. Optimiza la energía y el consumo de agua. Archivo/ CONSTRUIR

El aeropuerto Seymour de Baltra logró la certificación Gold en el 2014. Optimiza la energía y el consumo de agua. Archivo/ CONSTRUIR

El Quito Publishing House es una de las cuatro construcciones que están dentro de la categoría Gold. Conseguir la distinción tomó alrededor de cuatro años, es decir, desde el inicio de la obra hasta su finalización. El edificio abrió las puertas a sus trabajadores en agosto del 2014.

Espinoza cuenta que los accionistas pensaron en dicha certificación desde el diseño del proyecto y por eso contrataron a un grupo de especialistas, entre los que estuvo el arquitecto Jaskran Singh Kalirai.

El proceso de fiscalización se cumplió por etapas. Durante ese tiempo se realizaron estudios y se llenaron varios formularios. Uno de esos consistió en calcular el impacto del tránsito vehicular.

Las oficinas de ENNE Arquitectos, en Quito, tienen certificación LEED Silver. El proyecto se inició en el 2012.

Las oficinas de ENNE Arquitectos, en Quito, tienen certificación LEED Silver. El proyecto se inició en el 2012.

La certificación LEED Gold es una de las más buscadas por quienes idean edificios eco-eficientes. Antes está la categoría Platino y después, Plata y la Certificación como tal.

El arquitecto Rodolfo Rendón, del Consejo Ecuatoriano de Edificación Sustentable, cuenta que para lograr la certificación se requiere de tiempo y de inversión económica.
Además de los parqueaderos para las bicicletas y duchas para los trabajadores, los edificios eco-eficientes también registran una reducción en el consumo de agua y energía.

Para eso, dice Gonzalo Diez, de Diez + Muller Arquitectos, se utilizan diversas estrategias y materiales que permitan mantener una temperatura ideal al interior de la edificación para así evitar el uso de ventilación o calefacción artificial. “Aquí tratamos de ser amigables con el planeta en todo sentido”, dice Espinoza.

En Quito Publishing House, por ejemplo, el confort térmico se logra con el aprovechamiento de las corrientes naturales que ingresan cuando se abren las puerta de vidrio.

En Torre 6, proyecto de Diez + Muller Arquitectos, en cambio, hay vidrios templados especiales. Esta edificación, ubicada en la avenida 6 de Diciembre y Juan Boussingault, alcanzó la certificación LEED Silver -plata- en el primer semestre de este año después de cumplir con varios requisitos.

LEED agrupa sus requerimientos en siete categorías principales: Sitios sustentables, Ahorro de agua, Energía y atmósfera, Integración de servicios, Selección de materiales y Medios de transporte y conectividad.

El edificio T6, ubicado en el norte de la ciudad, alcanzó la certificación LEED Silver durante este año. Foto: Cortesía T6

El edificio T6, ubicado en el norte de la ciudad, alcanzó la certificación LEED Silver durante este año. Foto: Cortesía T6

Para alcanzar la certificación Platino se requieren de 80-110 puntos, mientras que para la Oro se necesitan de 60-79 puntos. El reconocimiento Plata requiere de 50-59 puntos y el Certificado 40-49 puntos.

De acuerdo con la información publicada en la página digital de U.S. Green Building Council y entregada por el Consejo Ecuatoriano de Edificación Sustentable hay 13 proyectos en proceso de certificación. En esa listan están la Biblioteca Escuela Politécnica Nacional, Multiplaza El Batán, Megaplanta Industrial Machachi, el edificio Torre 12.

Oficinas Sede Odebrecht, en Quito, fue el primer proyecto en lograr la certificación LEED Gold, en el 2013. El Quito Publishing House, además de la distinción internacional, figura en la lista Punto Verde, del Ministerio del Ambiente.