Los datos no dice nada por sí solos. Deben convertirse en información.

Reforma al IESS

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 9
Triste 7
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Lunes 17 de febrero 2020

La gente no es o no quiere ser consciente de la crisis por la que atraviesa el Seguro Social. La entidad no es sostenible debido a decisiones políticas de administraciones pasadas que han debilitado sus finanzas.

La institución está obligada, por Ley, a pagar décimos a los jubilados, pese a no estar correctamente financiados.

Desde el 2010 una reforma legal obligó al IESS a ampliar la atención de salud a las personas de 6 a 18 años. Eso no solo que colapsó el servicio médico en hospitales, sino que contribuye a la crisis del seguro de salud.

Para cubrir ese hueco, en el 2015 se redujeron de forma temporal los ingresos para pensiones. Además, una nueva reforma legal dejó al IESS sin el 40% de contribución estatal entre el 2015 y el 2018. Por estos dos últimos motivos se esfumaron USD 8 000 millones de ahorros de los afiliados.

El mayor envejecimiento de la población también impacta en el sistema. El número de adultos mayores crece más rápido que la población en edad de trabajar.

Todo eso genera crisis en el sistema, al punto que un retraso en el pago del 40% del aporte del Estado o un aumento mayor del desempleo pueden hacer que el IESS no tenga para pagar las pensiones en el 2023.

El escenario para ir hacia la reforma que necesita la entidad se complica y los tiempos se acortan, además, por el escenario preelectoral.

Como van las cosas, las autoridades, los afiliados y los empleadores tienen hasta el primer semestre para tomar decisiones.

Mayo puede ser un mes clave y de definiciones gracias a la puerta que abrió la Corte Constitucional para revisar los aportes de los afiliados. Ese organismo dio en diciembre un plazo de seis meses para hallar el mecanismo para financiar los décimos de los pensionistas y, en general, revisar la estabilidad financiera de la institución. Los ecuatorianos deben ser conscientes de que se necesitan medidas para poder garantizar a futuro las jubilaciones de los actuales afiliados.