Los datos no dice nada por sí solos. Deben convertirse en información.

Mujer trabajadora

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Lunes 23 de noviembre 2020

La forma en que muchas mujeres trabajan y viven ha cambiado drásticamente desde el inicio de la pandemia provocada por el covid-19, y también la de sus familias.

Estudios arrojan que la pandemia cambió la vida de 8 de cada 10 trabajadoras en el mundo. En Ecuador, el desempleo a septiembre de 2020 fue del 8% casi dos puntos porcentuales más que los hombres. Esto, según la Cartera de Trabajo, podría reflejar, en parte, que algunas han dejado sus cargos para cuidar a sus hijos.

Esta no es una opción en aquellas trabajadoras de bajos ingresos, quienes con el cierre de escuelas y el retorno a las actividades presenciales no han tenido otra opción que dejar a sus hijos solos en casa; una situación de extrema vulnerabilidad para las familias.

Las mujeres trabajadoras también han tenido que combinar su trabajo con tareas del hogar, de cuidado y educación de los hijos, que caen desproporcionadamente sobre ellas. Antes de la pandemia, las mujeres en Ecuador destinaban 31 horas a la semana a estas tareas no remuneradas, mientras los hombres solo 9. Entre un 60 y 70% de mujeres dice que esas actividades se han incrementado de forma considerable en medio de la actual crisis sanitaria.

Sufren niveles elevados de cansancio, estrés, ansiedad. Esto también ocurre con las trabajadoras que no tienen hijos, quienes dicen sentirse más abrumadas con trabajo.

El riesgo para la sociedad es perder los avances en el cierre de brechas de género en el ámbito laboral y cuyos costos se podrían prolongar por décadas. Hacer frente a esta situación requiere del compromiso de todos los actores de la sociedad. En el ámbito público, exige normas para incentivar la contratación de mujeres y apoyo a madres solteras, lo cual implica destinar recursos económicos a estos programas. Las empresas deben, en cambio, instaurar horarios flexibles e, incluso, atender de forma particular a cada caso en la organización. Dentro del hogar es fundamental el reparto de tareas entre todos los integrantes.