Niña sospechosa de padecer hepatitis aguda falleció …
Incendio en Guayaquil deja viviendas afectadas y un herido
Inmobiliar aún gestiona venta del avión presidencial Legacy
Nuevo mando Militar y Policial fue posesionado
Líder de secta sexual en España aparece muerto en su celda
Responsabilidad en la pandemia debe ser individual y…
33 testigos participarán en apelación de hábeas corp…
Si viaja en avión por Europa, no olvide la mascarilla

Yasunidos presenta demanda sobre supuesto espionaje a sus miembros

El colectivo Yasunidos presentó en la Fiscalía General del Estado una demanda. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

El colectivo Yasunidos presentó en la Fiscalía General del Estado una demanda. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

El colectivo Yasunidos presentó en la Fiscalía General del Estado una demanda. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Una delegación del colectivo Yasunidos presentó en la Fiscalía General del Estado una demanda por el supuesto espionaje del que habrían sido objeto, según unos documentos filtrados.

La organización Ecuador Transparente reveló una serie de supuestos informes de la Secretaría de Inteligencia (Senain) en los que se señala a Yasunidos como uno de los blancos de supuesto espionaje. En cuatro documentos, supuestamente se analiza la organización del colectivo y la manera en la que trabajaban para recolectar firmas a favor de la consulta popular que impulsaron entre 2013 y 2014.

Por esa razón, este 7 de agosto del 2015 presentan la demanda para que la Fiscalía investigue si fueron sujetos de espionaje, pues consideran que sería un delito si se lo hizo sin la orden de un juez.

Pablo Piedra, abogado y miembro del colectivo, dijo que piden una investigación inmediata pues se trata de una presunta violación de sus derechos, lo cual constituiría un delito si el espionaje se realizó sin una orden de un juez.

“Es un grave acto en contra de la intimidad personal de los miembros de Yasunidos. Exigimos que se respeten nuestros derechos”, dijo.

De su lado, Esperanza Martínez, de Acción Ecológica, señaló que lo único que hicieron ellos es ejercer un derecho democrático de pedir que se llame a una consulta popular.

“Ahí se nos trata como delincuentes. Se pone nuestras fotos, se investigan llamadas y presuntos vínculos… Es absurdo gastar fondos públicos en eso”, aseguró Antonela Calle, miembro del colectivo y quien es señalada en los supuestos informes.