En Ecuador también hay voces que imploran por la eutanasia
Pérdidas millonarias en importaciones ficticias
Guillermo Lasso se apoya en siete consejeros
Guayaquil le brindó un fugaz adiós a Álex Quiñónez, …
Con agua contaminada se riegan 7 500 hectáreas de cultivos
Los negocios y el temor conviven con dos cárceles en Quito
China aprueba ley para reducir la presión de las tar…
Rusia se encierra ante máximos históricos de covid-19

Ya puede cambiarse de operadora

Redacción Negocios
[email protected]

Desde mañana, los  12,4 millones de abonados celulares del país tendrán la oportunidad de elegir la operadora que más les convenga, conservando su número. A este proceso se lo conoce como portabilidad numérica. 

Las autoridades  conjuntamente con las compañías Porta, Movistar y Alegro, han trabajado desde el 23 de mayo de 2008 en ajustar la tecnología para dar cumplimiento a lo estipulado por la Asamblea en el Mandato 10, que señala que “los abonados celulares tienen el derecho a portarse (cambiarse de operadora conservando su número)”.

Según Juan Villarroel, director de Planificación de las Telecomunicaciones, de la Secretaría Nacional de Telecomunicaciones (Senatel), “la implementación del sistema en Ecuador es un récord ya que, por ejemplo, México se demoró dos  años y medio en ponerlo en marcha, Brasil dos años y  República Dominicana dos años y medio”. 

Además, Villarroel asegura que en estos momentos la portabilidad está implementada con un 100% de eficiencia, aunque no descarta que “al principio tengamos un pico de demanda que pudiera congestionar el servicio. Puede haber  problemas, pero luego se normalizará”. 

Las autoridades  realizaron un estudio de demanda y calculan que entre el 3% y 4% de los abonados optarán por la portabilidad en los próximos siete años.

Por el lado de las operadoras, el reto de fidelizar a sus clientes y de “seducir” a los de la competencia ha aumentado la disputa del mercado. Para Axel Gerke, gerente de Fidelización, Inteligencia y Terminales de Movistar, “este es un juego donde la operadora que ganará es aquella que brinde mejores servicios”. En esta compañía, se sortea  una  ‘netbook’ entre  los abonados  de otras operadoras que se registren. 

La información básica que debe saber el cliente

El cambio de operadora  no tiene costo, siempre y cuando lo haga en dos ocasiones en un año. El cálculo del año calendario rige desde el primer cambio realizado. Desde el tercer cambio, el costo es de USD 4,3.    

Antes de pedir el cambio,  consulte  a  su actual   operadora  si  su  teléfono  es compatible con la tecnología que  utiliza la nueva operadora a la que irá.

La nueva operadora   le solicitará, al inicio del proceso de cambio,   una garantía de USD 4,3. Este valor será retenido en caso  de  que  exista  rechazo  de la solicitud de portabilidad, por causas imputables  a usted. Una vez que la portabilidad se aplique, el valor le será devuelto.

El cambio de operadora     se hará efectivo en  cuatro días. Al amanecer del quinto día, usted recibirá un mensaje de bienvenida de su nueva operadora, con lo que culmina el proceso.  

El trámite administrativo   desde que entra a la oficina de  servicio al cliente de la nueva operadora hasta que sale, luego de haber entregado toda la información requerida, debe durar, como máximo, 20 minutos.  

Si usted tiene una deuda   pendiente en su actual operadora y desea cambiarse, la nueva operadora no le puede negar  el cambio. Su antigua operadora le recomendará que pague sus haberes o podrá seguir un proceso judicial  para su cobro.
  
Los reclamos y los  pedidos  de mayor información sobre este proceso  se pueden realizar comunicándose con el  número telefónico 1800 567567, del Centro de Información y Reclamos de la Superintendencia de Telecomunicaciones.

En el caso de Porta, se aplica la campaña “Ven ya… Cámbiate a Porta”. Según Edmundo Arias, gerente de Servicio de Valor Agregado, “tenemos la  confianza en ganar más clientes porque actualmente tenemos  la mayor comunidad,  la  mejor señal, la mejor tarifa y el mejor servicio”.

Alegro, por su parte  emprendió  una campaña agresiva de tarifas bajas para captar clientes.

Suplementos digitales