La Tricolor probará nuevos jugadores contra México
La protesta mesurada devino en un caos de piedras y …
Al menos 18 detenidos en jornada de protesta
Cinco personas investigadas por agresión al espacio …
Volcán de La Palma: elevación del terreno, gases y lava
Conaie confirma movilizaciones del 27 de octubre
Muertos y desaparecidos por lluvias en Sicilia
Exministro de Energía, René Ortiz, fue censurado por…

La voz de ‘La Negra’ se fue

La popular cantante Mercedes Sosa, ‘La Negra’, se consagró en escenarios internacionales con su prodigiosa voz en más de 40 años de carrera artística, que combinó con  un fuerte compromiso político, que la llevó al exilio en la dictadura (1976-83).

Su vida

“Nací en Tucumán y vivo en Buenos Aires. Soy cantante. Soy viuda. Tengo un hijo, Fabián Ernesto, y dos nietas. Soy cáncer. Conduzco un Audi chiquito. He estado muy enferma y me he reencontrado con Dios.  Soy progresista. Soy embajadora de Unicef”, se autodefinió  en una entrevista.

‘La Negra’, llamada así por su cabellera que rememoraba su ascendencia indígena, pasó su infancia en un hogar humilde del norte. Sus primeros pasos artísticos los dio en la década del sesenta junto con su esposo, el músico Manuel Óscar Matus, sumándose al movimiento Nuevo Cancionero, que renovó el folclor.

La experiencia marcó a fuego su carrera. Pese al exilio que vivió, Sosa no debilitó la fuerza de los mensajes que enviaba en  sus temas.

‘La Negra’ desarrolló una carrera impresionante, durante la cual grabó unos 40 discos, recorrió el mundo y fue aclamada por los públicos de los cinco continentes, que fueron consolidando su autoridad artística. Esto le permitió darse algunos lujos, como cantar en la Capilla Sixtina del Vaticano (1994), en un colmado Carnegie Hall en Nueva York (febrero 2002), o en el Coliseo de Roma (mayo 2002) para pedir por la paz en Medio Oriente junto con -entre otros- Ray Charles.

Biografía

Nació el  9 de julio de 1935 en la provincia de Tucumán.

Su compromiso  político la llevó al exilio obligado durante la dictadura.

En 1965  consiguió cantar por primera vez en el tradicional Festival de Cosquín, en Córdoba.

En los años   setenta  actuó bajo la dirección de Leopoldo Torre Nilson, en ‘El Santo de la espada’ y ‘Güemes’.

Suplementos digitales