25 años de cárcel a hombre que violó y contagió VIH …
El desbordamiento del río San Francisco afectó a una…
Cámaras en la vía a Salitre captan secuestro que dur…
Bares, discotecas, restaurantes y negocios se reacti…
Defensa de Iza pide asistencia penal internacional y…
Siete personas son investigadas por el asesinato de …
Policía confirma ‘varios heridos y muertosR…
Donald Trump buscará volver a la Casa Blanca, según …

Los shuar resolvieron levantar temporalmente el bloqueo de vías

Diego Montenegro A. Enviado a Macas

La tulpa se apagaba lentamente y en la inmensa olla tiznada ya estaban cocidos la yuca y el verde aplastados. Las mujeres shuar se esmeraban en guardar los utensilios en fundas de yute.

A pocos metros del sitio, más cerca del puente sobre el río Upuano (Macas), Nizon Cucha se despojaba de su retaceada camiseta camufaje, para mostrar la leyenda que estaba impregnada en su espalda con tinta negra: “Viva el paro”.

Él fue el jefe de guardia en el sitio donde se levantó la cocina comunitaria, desde el miércoles pasado cuando la Policía intentó desalojar del puente a los shuar y murió el nativo Bosco Wizuma. La comunidad lo escogió, porque es uno de los que combatió en el Cenepa y uno de los guerreros más reconocidos en el territorio shuar.

Dejó la camiseta a un lado y enseguida se zafó el cintillo, que portaba la leyenda ‘comando selva’. Lo hacía mientras el dirigente indígena Pedro Mashial anunciaba que darán una tregua al Gobierno, para que analice la petición de la Federación Shuar, de declarar a Morona Santiago y Pastaza provincias ecológicas, para frenar la explotación minera y petrolera. Eran las 11:30 de hoy.

La tregua implica el desbloqueo progresivo de las vías que comunican a Macas con el resto de la Amazonia, que permanecieron cerradas desde el miércoles último, y el regreso de los nativos a sus comunidades. Allí se instalarán asambleas permanentes para evaluar el avance de los diálogos entre Gobierno y Conaie, en Quito.

Ya sin el cintillo, Cucha se dirigió al río para despintarse la cara. Enojado, decía que a él no le interesan las reuniones. “Una vez más nos están engañando y no se dan cuenta”. Teresa Bichor no supo en qué momento sus dirigentes decidieron levantar el paro, a pesar de que fue coordinadora de la movilización en la comunidad Sevilla de Oro.

Hasta el mediodía del sábado, luego de que fracasó el diálogo entre el ministro de Seguridad Interna y Externa, Miguel Carvajal, y los dirigentes shuar, la medida seguía indefinida. En la noche, los dirigentes indígenas se reunieron a puerta cerrada en el Municipio de Morona  para tomar una decisión. Cerca de la media noche, la decisión estaba tomada.

Un representante shuar se integrará a la mesa de diálogo de la Conaie con el Gobierno. Para Hipólito Entza, dirigente de la nacionalidad y alcalde de Morona, si la provincia no es declarada ecológica, retomarán el paro. “Esa es la decisión de la comunidad y vamos a hacer que se respete”.

Cucha y Bichor no soltaban las puntiagudas lanzas. Él es menos locuaz y ya no quería escuchar los que decían los dirigentes. Bichor es obediente y enseguida empezó a organizar la apertura de las carreteras y el retorno de los nativos a sus comunas. La carretera Macas-Sucúa, que conduce al Puyo, fue la primera en abrirse, hoy.

Sobre la Gobernadora

La Federación Shuar resolvió desconocer a la gobernadora de Morona Santiago, Sonia Ortega. A ella le responsabilizan por la represión del pasado miércoles.

La tradicional feria de los fines de semana no se realizó en Macas, porque los comerciantes de otras provincias no pudieron llegar al mercado.

Hasta hoy, la venta de combustibles no se suspendió en las estaciones de servicio de la ciudad.