Sismo de magnitud 3.6 se registró en Guayas
Avalancha de hielo provoca emergencias con despareci…
El narco ‘más buscado’ de Colombia será …
Armada detuvo lancha artesanal ‘sospechosaR…
El precio de la energía en España sube un 4% y los c…
Guayaquil le brindó un fugaz adiós a Álex Quiñónez, …
Con agua contaminada se riegan 7 500 hectáreas de cultivos
Los negocios y el temor conviven con dos cárceles en Quito

Tonchigüe despide entre lágrimas a un pescador asesinado en la puerta de su casa

Familiares y amigos asistieron al sepelio de un pescador que fue asesinado en la puerta de su casa en Tonchigüe, provincia de Esmeraldas. Foto: EL COMERCIO

Familiares y amigos asistieron al sepelio de un pescador que fue asesinado en la puerta de su casa en Tonchigüe, provincia de Esmeraldas. Foto: EL COMERCIO

Familiares y amigos asistieron al sepelio de un pescador que fue asesinado en la puerta de su casa en Tonchigüe, provincia de Esmeraldas. Foto: EL COMERCIO

El llanto de familiares y amigos de Alfredo Reyes, un pescador asesinado en la población de Tonchigüe del cantón de Atacames, sur de la provincia de Esmeraldas, se escuchaba entre la multitud mientras su féretro era trasladado al campo santo, en hombros de quienes lo acompañaron durante años en sus faenas de pesca.

El pescador de 48 años murió la madrugada del 13 de noviembre de 2020, por un disparo de arma de fuego en las afueras de su domicilio, ubicado en el barrio Manila de la citada parroquia.

Las razones del asesinato aún se indagan. El caso es investigado por la Policía Judicial del cantón Atacames.

La mañana de este sábado 14 de noviembre de 2020, mientras se realizaba el sepelio, la esposa de la víctima, Jessenia B., pidió a la Policía que se realicen las investigaciones y se haga justicia por la muerte de su esposo.

Entre los habitantes de Tonchigüe, una población de pescadores artesanales, existe consternación por lo acontecido y no descartan organizarse para frenar todo acto delictivo en la zona.

Una de las personas que asistía al sepelio de Alfredo Reyes dijo que la inseguridad no solo se da en la población, también ocurre alta mar durante sus faenas de pesca al ser atacados por delincuentes.

Los pescadores y los habitantes de los barrios de la parroquia Tonchigüe piden mayor control de la Policía del cantón Atacames, para que la muerte de humildes pescadores no quede como hechos aislados.

Suplementos digitales