El Reino Unido ofrece incentivos a los jóvenes para …
Las playas de Santa Elena registraron gran afluencia…
La construcción del hospital de Pedernales tiene un …
Un deslave dejó aislada a la parroquia Monte Olivo, …
Israel arranca la vacunación general a mayores de 60…
Desde este 1 de agosto de 2021 se puede acceder a be…
Italia inmuniza al 60% de su población de más de 12 años
La demanda para vacunarse en Manabí se mantuvo alta …

Tribunal sentencia a siete años de cárcel a tres personas en caso Diacelec

La defensa de Rafael Correa presentó el recurso, pues considera los tres jueces fueron seleccionados sin sorteo para llevar adelante la etapa de juicio. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

La defensa de Rafael Correa presentó el recurso, pues considera los tres jueces fueron seleccionados sin sorteo para llevar adelante la etapa de juicio. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

La audiencia de juzgamiento del caso Diacelec y Conacero se desarrolló la tarde de este miércoles 12 de febrero del 2020 en el Complejo Judicial Norte, en Quito. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

El Tribunal de Garantías Penales de Pichincha declaró culpables de lavado de activos al empresario Édgar Arias, a su socio y jefa financiera y a las empresas Diacelec y Conacero, a las que además ordenó su disolución.

La audiencia de juzgamiento se desarrolló este 12 de febrero del 2020, en el Complejo Judicial Norte, en Quito. Después de seis horas de diligencia, los jueces sentenciaron a siete años de cárcel a las tres personas.

Además, los magistrados impusieron el pago de una reparación integral de USD 29,2 millones para el Estado. En cambio, declararon inocentes a la esposa e hijo del empresario y a su antigua contadora.

Este caso se desprende de la trama de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht.

Según la Fiscalía, entre 2010 y 2016, Arias a través de sus empresas y otras firmas offshore, que tenía en Panamá, habría recibido dinero del departamento de Sobornos de Odebrecht.

La Fiscalía y la Unidad de Análisis Financiero del Ecuador estimaron un perjuicio de USD 14,6 millones, dinero de origen ilícito que sirvieron para pagar coimas a funcionarios del anterior Gobierno.