4 de August de 2011 00:01

El quiteño se involucra más en la seguridad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Licia Casares vivió una experiencia traumática: un delincuente la encañonó para robarle. Sintió de cerca la muerte y desde entonces se comprometió a pasar de ser espectadora a activista por la seguridad en la ciudad. Empezó en su barrio, La Mariscal, reuniendo a los vecinos y recogiendo propuestas para protegerse.

Ayer asistió al Foro Ciudadano por la Seguridad, que se instaló en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo y fue convocado por el Municipio para narrar su experiencia de la organización que impulsa junto a sus vecinos.

Insistió en que la solidaridad, la interrelación entre los vecinos y el apoyo de las autoridades son armas poderosas para frenar al crecimiento de la delincuencia.

Ana María Molina, representante de Los Chillos y Tumbaco, también llegó empujada por la necesidad de impulsar acciones contra la inseguridad. Su primera reflexión: “Fui víctima y decidí no quedarme en esa orilla, estoy pasando al otro lado para contribuir con propuestas”.

Al foro asistieron representantes de los barrios, del sector productivo, de las universidades y de los colegios, de las instituciones y de organizaciones no gubernamentales. Los participantes se distribuyeron en cuatro mesas de diálogo para hablar sobre la organización social, el uso de los recursos de la Tasa de Seguridad que recauda el Municipio, el Sistema de Justicia y el papel de los medios de comunicación.

El debate, en cada mesa, se extendió por más de una hora. En cada una se eligió a un comité, que será el encargado de estructurar las propuestas. El documento debe estar listo en cuatro meses y será entregado al Municipio y a las autoridades encargadas del control en el Distrito.

Para el alcalde de Quito, Augusto Barrera, el involucramiento de la ciudadanía en este proceso es fundamental. “Es el momento de unir las ideas y la tenacidad para impedir el establecimiento de la impunidad”.

Los comités integrados en cada mesa empezarán a reunirse desde la próxima semana para trabajar en la elaboración del documento. Quienes debatieron sobre el Sistema de Justicia pedirán asesoría de juristas para estructurar una propuesta de reforma judicial. Una de las principales inquietudes fue la territorialización de los servicios de justicia. Sus integrantes concluyeron que hay barrios y sectores donde no se han abierto comisarías o delegaciones de la Fiscalía.

[[OBJECT]]

Octavio Cocha fue en representación de la parroquia Calderón. Allí, hace cuatro meses se integró el Comité de Seguridad y se instalaron alarmas comunitarias. Además, los vecinos se organizan para las rondas nocturnas. En su opinión, la presencia de más personas en la calle, durante las noches, ha reducido los asaltos.

“Hace falta que se integren más personas al plan. Nos hemos acostumbrado solo a pedir y no a involucrarnos, por eso la delincuencia nos está ganando terreno”.

Otro tema que generó mucho debate fue el relacionado con el uso de los recursos que recauda el Municipio por la Tasa de Seguridad. Los participantes coincidieron en que la Policía Nacional realice una rendición periódica de cuentas sobre la cantidad de dinero recibida, las inversiones y los resultados.

Juan Carlos Rueda, jefe de Policía en el Distrito, se comprometió a participar en los debates y transmitir las inquietudes a los mandos policiales y proponer acciones para que los vecinos se apoderen de los espacios públicos.

Al cierre de los debates, un representante de cada mesa expuso las conclusiones (notas compartidas). El Alcalde resaltó la participación ciudadana y aseguró que “es un defensor de la total libertad de expresión”.

La convocatoria se realizó luego de que una veeduría ciudadana presentara un informe sobre el uso del dinero de la Tasa de Seguridad e hiciera algunas observaciones. Entre ellas, que en la ciudad, como en el resto del país, hace falta definir una política de seguridad. También en el contexto del aumento de la violencia.

De acuerdo con información proporcionada por la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad, los estudiantes son las mayores víctimas de robos y asaltos en Quito. Los asesinatos por venganza subieron del 27%, en el 2010, al 32% en el 2011. El Centro es uno de los sitios más peligrosos.

Los cuatro temas que se debatieron en las mesas de diálogo ciudadano

Justicia
Ampliar los servicios
Los participantes acordaron elaborar una propuesta ciudadana para impulsar cambios en el Sistema Judicial, que será presentado a la Asamblea Nacional y al Consejo de la Judicatura. También se solicitó, para los próximos debates, la presencia de delegados de la Fiscalía, de las comisarías y de la Defensoría del Pueblo, principalmente.
Se insistió en que la reforma legal no es la única salida y que hay que aplicar las leyes que ya existen y son buenas.
También se propuso que se analice la división territorial de la ciudad para lograr que los servicios de justicia lleguen a barrios y zonas donde no hay. Eso, para incentivar las denuncias y la asesoría.

Organización
Fortalecer la participación
Los integrantes de la mesa propusieron la ampliación de nuevos espacios de organización social, para hablar sobre seguridad, convivencia, solidaridad y fortalecimiento de las relaciones entre vecinos.
Además, se mostraron de acuerdo con endurecer la aplicación de las ordenanzas para sancionar a quienes ensucian la ciudad e irrespetan el espacio público. Otro aspecto que se analizó fue el que tiene que ver con la relación entre la comunidad y la Policía. Los líderes barriales propusieron encuentros para difundir las buenas experiencias de organización barrial.
Tomó fuerza la posibilidad de una red de seguridad barrial.

Comunicación
Construir un nuevo discurso
En el diálogo participaron representantes de los medios de comunicación privados
y públicos, de los gremios periodísticos, de las universidades y
del sector productivo.
Todos acordaron promover, desde los medios de comunicación, un discurso que contribuya a la construcción de la seguridad. Se habló de la necesidad de llegar a un acuerdo ético para que los temas de violencia tengan un tratamiento adecuado, en lo posible, alejado de la crónica roja.
También se resolvió elaborar un diagnóstico de cómo entienden
la inseguridad los medios de comunicación y sobre esa base definir normas para el manejo de la información.

Tasa seguridad
Optimizar el uso de los recursos
Los asistentes al foro resolvieron elaborar una propuesta para realizar un minucioso seguimiento al uso de los recursos que recauda el Municipio por la Tasa de Seguridad.
También para el análisis de la eficiencia de las inversiones, en función de los resultados de la incidencia delictiva en las calles.
Tomó fuerza la necesidad de optimizar las inversiones y definir si hay que seguir destinado la mayoría de recursos para las Unidades de Policía Comunitaria.
Juan Carlos Rueda, comandante de Policía, se comprometió a participar en estas discusiones. Insistió en que mejorar la convivencia barrial es una de las actividades urgentes.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)