Cómo acompañar a las mascotas al morir
El máximo jefe de las FF.AA. sobrevoló la cárcel de Cotopaxi
Diócesis en Nueva York ocultó por años abuso sexual …
La eliminación del ISD en el sector aéreo impulsará …
Una caravana por Quito está prevista para la noche d…
Policía libera a un empleado retenido por los presos…
COE de Huaquillas solicita que se revise el estado d…
La Asamblea rechaza las críticas por vehículos; dice…

Juez dispuso inmovilizar por 180 días tres Dhruv que fueron puestos en venta; se indaga posible peculado

Los aparatos estarían presuntamente vinculados en un delito de peculado, que se reabrió en el 2020. Foto: Archivo EL COMERCIO

Los aparatos estarían presuntamente vinculados en un delito de peculado, que se reabrió en el 2020. Foto: Archivo EL COMERCIO

Los aparatos estarían presuntamente vinculados en un delito de peculado, que se reabrió en el 2020. Foto: Archivo EL COMERCIO

Luego de que el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, anunciara que se venderán los tres helicópteros Dhruv que aún quedan de los siete comprados, la Fiscalía pidió que estas aeronaves sean inmovilizadas.

Aseguró que los aparatos estarían presuntamente vinculados en un delito de peculado, que se reabrió en el 2020.

El 23 de diciembre de ese año, el Juez Iván León aceptó el pedido de la fiscal general, Diana Salazar, para reabrir la investigación en contra de 19 personas, incluido el exministro de Defensa, Javier Ponce.

La Fiscalía señaló que el delito se perpetró en la compra de una flota de siete helicópteros hindúes de la marca Dhruv, de la empresa Hindustan Aeronautics Limited (HAL), en el 2008. El contrato entre la firma y la Fuerza Aérea Ecuatoriana bordeó los USD 45,2 millones.

La mañana de este 9 de abril del 2021 se instaló la audiencia para fundamentar la necesidad de inmovilizar los Dhruv.

Al finalizar la diligencia, el juez dispuso inmovilizar las naves por 180 días, para que la Fiscalía practique diligencias dentro del expediente abierto.

Tras anunciar la venta, Jarrín dijo que la decisión se tomó luego de subsanar procesos administrativos y de no tener la objeción de la Contraloría.

Señaló que existe “absoluta tranquilidad” para emprender la venta de las aeronaves al tener “todo solucionado” con el ente de control.