Municipio abrirá concurso para seguridad en transpor…
SRI recaudó más de USD 3 000 millones de grandes con…
Se amplía repavimentación en puente de El Guambra
Consejos sobre cómo hablar con los niños sobre hecho…
Encuentran el cuerpo de uno de los desaparecidos en …
Bloque de oposición va por las autoridades de control
Asambleístas del correísmo y Pachakutik plantean dud…
17 242 cupos universitarios aún están disponibles

En cuatro meses se registran tres ataques a la Policía y a la CTE

Dueños de motos retenidas se congregaron en los exteriores del canchón en Milagro. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Dueños de motos retenidas se congregaron en los exteriores del canchón en Milagro. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Dueños de motos retenidas se congregaron en los exteriores del canchón en Milagro. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

En cuatro meses, la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) y la Policía Nacional, han sufrido tres ataques con objetos explosivos en Guayas. Según las autoridades, son en represalia a los operativos de control en esos cantones guayasenses.

La madrugada de ayer se registró un incidente en los patios del centro de retención vehicular de la CTE en el cantón Milagro. Dos personas lanzaron da las 03:00 dos bombas molotov (botellas con gasolina). Eso ocasionó un incendio afectó a 105 motocicletas que estaban retenidas y otros mototaxis . Ningún agente de tránsito resultó herido.

Ese ataque se dio 15 días después de que en el cantón Naranjal, un vigilante hallara objetos explosivos en una funda negra, en el asiento trasero de un patrullero. Ese caso aún continúa en investigación reservada y se desconoce cómo llegaron los objetos al vehículo institucional.

Sin embargo, la CTE no ha sido la única afectada con ataques explosivos. El 15 de septiembre pasado estalló un explosivo al pie del destacamento policial del cantón El Triunfo. La granada ocasionó daños en nueve vehículos y una tubería de agua. El radio de expansión del artefacto fue de 25 metros, pero no dejó heridos debido a que a las 02:45 que se registró el incidente, no había personas en el sitio.

En ese caso, las autoridades policiales dijeron que el ataque se debió a una represalia por los operativos antidelincuenciales que se ejecutaron en el cantón y la detención de una persona que asaltaba en buses interprovinciales.

Ayer en los exteriores del canchón de Milagro, más de 150 personas se congregaron a pedir respuestas por sus vehículos. Ellos querían saber quién se iba a responsabilizar por los daños causados. Los usuarios estaban aglomerados y gritaban “qué salgan a dar la cara”, a las autoridades de la CTE que ingresaron a verificar los daños. La Policía llegó para prestar seguridad.
Guillermo Ortega, director provincial de la CTE, indicó que el ataque se debe a una supuesta represalia de usuarios por los constantes operativos de control que realiza la entidad en el cantón.

Dijo que buscarán a las personas responsables del incidente, que quedaron registradas en las cámaras de vigilancia que tiene la entidad.

Antes de las 11:00 de ayer 18 de enero del 2019, Ortega junto a Wilmer Velásquez, abogado de la entidad, fueron hasta la Fiscalía de Milagro para poner la denuncia por el presunto delito de terrorismo.

Con la querella, se espera que las autoridades ubiquen a los responsables y se vean los mecanismos legales para la reparación de las motocicletas quemadas.

El ataque al destacamento policial en El Triunfo, también se investigó por supuesto terrorismo. El 6 de diciembre de 2018, 12 personas fueron detenidas como presuntas responsables de ese ataque.

Por su parte, Velásquez puntualizó que tanto en Milagro como en Naranjal, se han ejecutado controles rigurosos y eso “causaría malestar a la ciudadanía”.

Desde mediados de noviembre hasta la fecha, han sido retenidas 1 648 motocicletas. Eso implica 1 648 multas contra los propietarios de las motos.
Velásquez explicó que la retención de las motos se debe a la falta de licencia, matrícula, no tener placas, desperfectos mecánicos y el no usar casco.

Suplementos digitales