Claro ‘rechaza que se asocie a la empresa con soborn…
Guillermo Lasso dice que en los próximos 30 días se …
Mega operativo de control se desplegó en el parque L…
El deportista Mauricio Álvarez fue atropellado por u…
Geofísico registra emisiones de vapor y ceniza en el…
7 617 personas han fallecido por covid-19 en 2021, s…
Servicios, hoteles y turismo se reactivan en Ecuador…
Autoridades del Municipio de Guayaquil colocaron ofr…

Fiscalía vincula al Presidente de los transportistas a un proceso por la paralización del servicio en octubre

Al vincular a Gómez en el proceso, el periodo de instrucción fiscal que, hasta antes de la vinculación, era de 90 días, pasará a ser de 120.

Al vincular a Gómez en el proceso, el periodo de instrucción fiscal que, hasta antes de la vinculación, era de 90 días, pasará a ser de 120.

Al vincular a Gómez en el proceso, el periodo de instrucción fiscal que hasta antes de la vinculación era de 90 días, se prolongará a 120 días. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Interprovincial de Pasajeros (Fenacotip), fue vinculado en un proceso que sigue la Fiscalía, por paralización de servicios durante el paro de octubre del 2019. 

La instrucción fiscal original era seguida contra el presidente de la Federación Nacional de Operadoras de Transporte en Taxis del Ecuador (Fedotaxis), Jorge Calderón. El dirigente había sido detenido por la Policía Nacional el 4 de octubre del 2019, pocos días después de iniciado el paro de transportistas. 

La audiencia para vincular a Gómez se llevó a cabo la mañana de este lunes 6 de enero del 2020. Aunque Fiscalía pidió prisión preventiva, la jueza Ana Lucía Cevallos de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha dictó medidas sustitutivas: prohibición de salida del país y presentaciones periódicas ante la Fiscalía.

Al vincular a Gómez en el proceso, el periodo de instrucción fiscal que hasta antes de la vinculación era de 90 días pasará a ser de 120. Es decir, el órgano acusatorio tendrá un mes más para recoger los elementos que llevará posteriormente a juicio. 

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece que la persona que “impida, entorpezca o paralice la normal prestación de un servicio público o se resista violentamente al restablecimiento del mismo; o, se tome por fuerza un edificio o instalación pública”, obtendrá una sanción de uno a tres años de privación de libertad.