El CNE inicia una depuración del sistema político co…
1 000 millones del FMI son gratis e irán para gasto …
Ecuador: 26% de adultos mayores aún no recibe 2da. d…
Brith Vaca: ‘El resultado del enredo legal es la inercia’
El cantón Mejía abre sus haciendas para hacer turismo rural
Marco Feoli: ‘Los niveles de violencia en Ecuador preocupan’
Bolivia registra 727 nuevos casos y España anuncia d…
Panamá vive tercera ola de covid atenuada y menos co…

Embajada de China defiende la calidad de fusiles donados en 2016 y que Oswaldo Jarrín dijo que chatarrizaría

El embajador de China en Ecuador, Chen Guoyou, dijo que siente “alegría” por la posición de Lasso para emplear el armamento. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Los fusiles AK-47 que donó China a Ecuador en 2016 fueron distribuidos a soldados del Ejército, Marina y Aviación seis años después. Las armas serán empleadas desde este 2021 para entrenamiento militar, aunque no serán disparadas. La embajada del país asiático en Quito defendió la calidad del armamento.   

El embajador de China en Ecuador, Chen Guoyou dijo a EL COMERCIO que siente “alegría” por la posición del gobierno del presidente Guillermo Lasso para emplear el armamento y no continuar con el plan de chatarrización de los 10 000 fusiles que había sido anunciado por el exministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, días antes de terminar sus funciones en el régimen de Lenín Moreno.     

Guoyou señaló que el actual titular de esa cartera de Estado, Fernando Donoso, agradeció la donación y anunció, en una reunión que mantuvieron el martes 8 de junio del 2021, que servirán para entrenamiento. “Esta decisión del nuevo gobierno inyecta un gran ímpetu al desarrollo de las relaciones entre los dos países y sus militares. Sin duda, el gobierno chino, las Fuerzas Armadas y la embajada china van a acumular esfuerzos para que ambos países caminen a la misma dirección y así fortalecer la relación en todas las áreas”, señaló el diplomático.   

El embajador lamentó la posición del exministro Jarrín y rechazó las declaraciones que el extitular de Defensa dio sobre los fusiles. En ellas indicó que las armas eran para zurdos, que habían sido utilizadas antes de ser donadas y que, incluso, su empleo no garantizaba seguridad a los soldados. “(Las declaraciones de Jarrín) no solo dañó la imagen de los productos militares de China, tampoco corresponden a la amistad y cooperación amistosa entre las dos Fuerzas Armadas. Su anuncio también daña a las emociones del pueblo chino”.   

Sobre este punto, el embajador hizo cuatro precisiones:   

1.- La donación de las armas fue realizada después de varias rondas de conversaciones entre los gobiernos, de entonces, de ambos países. “La parte china ofreció su ayuda por las necesidades de la parte ecuatoriana”.   

2.- Antes de ser embarcadas hacia Ecuador, “todos los fusiles fueron examinados por los estándares y están probados en términos tecnológicos”.   

3.- Señaló que no excluye que una mínima parte de los fusiles sean para zurdos. “Es una realidad de que en los ejércitos sí hay soldados zurdos. Pero el número es minoría. Esto corresponde a las demandas que la parte ecuatoriana formuló entonces”.   

4.- Descartó que las 10 000 unidades tengan problemas técnicos como los mencionados por Jarrín.   

El ministro Donoso fue consultado por este Diario sobre el uso del armamento. El miércoles 16 de junio del 2021 precisó que la distribución de las armas ya fue realizada y que la decisión de emplearlas para entrenamiento fue comunicada al embajador Guoyou en la reunión que mantuvieron.   

El titular de Defensa aclaró que los fusiles no serán empleados para disparar. Sobre este punto, el diplomático chino mencionó que desconocía el modo en el que serían empleados en los entrenamientos.  

Con el nuevo Gobierno, dijo el embajador, todavía no se ha conversado sobre posibles nuevas donaciones militares de China a Ecuador. “Pero estamos disponibles de estrechar este laso amistoso de cooperación pragmática”. Añadió que su país está disponible para colaborar con “capacitación de los recursos humanos, eventuales donaciones, la cooperación y comercio entre las dos Fuerzas Armadas, y la cooperación en tecnologías y otras áreas de común interés”.   

Guoyou recordó que a propósito de la pandemia por el covid-19, las Fuerzas Armadas chinas realizaron la entrega de insumos médicos a los militares ecuatorianos para ayudar a reducir los contagios.