Dos mujeres detenidas por secuestro de bebé en Durán

La Unase detuvo a dos mujeres y devolvió bebé de cuatro meses a su madre, luego de hallarlo en una vivienda del cantón Durán. Foto: Cortesía

El secuestro de un bebé de cuatro meses mantuvo en vilo por cuatro días a una madre en Durán. La Unidad Nacional de Investigación Antisecuestros y Extorsión (Unase) liberó al niño en una humilde vivienda en la cooperativa 12 de Agosto, de ese cantón. Los agentes detuvieron en el domicilio a dos mujeres, como presuntas responsables. 

Se trata de dos afroecuatorianas, de 19 y 52 años. La madre del menor identificó a la más joven como la persona que la habría sacado con engaños de su casa -por una supuesta campaña de regalo de pañales y de leche-. Luego la desconocida le dio a tomar agua que la mantuvo drogada, desorientada, por cerca de dos horas. Cuando la droga hizo su efecto, la desconocida le arrebató a su bebé, según denunció. 

El caso de secuestro se registró en la cooperativa 28 de Agosto de El Recreo, también en Durán, el domingo 28 de agosto de 2022. Y la liberación se produjo cerca del mediodía de este jueves 1 de septiembre, a pocos kilómetros del sitio del robo del bebé.

Los motivos del secuestro

El mayor Oscar Salguero, jefe de la Unase, indicó que aún se desconoce la motivación, las razones que habrían impulsado a la mujer a llevarse al niño. Pero los vecinos de la casa en donde hallaron al bebé declararon que la joven involucrada tiene cierto grado de discapacidad intelectual, lo que deberá verificarse en la indagación previa del caso.

Las detenidas, al parecer, se presentaban como parte de una supuesta congregación religiosa. “No se sabe con exactitud si la señora profesa esta religión, pero sí se ha presentado como una persona que ofrece ayuda social. Por eso decían que iban a regalar pañales y leche para la familia”, informó el oficial de la Policía Nacional.  

Las aprehendidas tenían viviendo en la cooperativa 12 de Agosto cerca de un año y medio. La madre del menor contó que pasó cuatro días sin poder dormir, pegando volantes en los postes por todo el cantón vecino a Guayaquil. Y dijo que los agentes verificaron que se trataba de su hijo por una marca en un pie (una cicatriz), ocasionada en la hospitalización luego de su nacimiento. 

“Mi niño cuando se lo llevaron estaba un poco enfermo, ahora tiene mucha gripe, los pulmones demasiado congestionados y estamos pidiendo ayuda a las autoridades”, dijo la mujer, madre soltera de tres niños.

Dos de los cuatro involucrados en el asesinato de un policía en #Quinindé murieron en circunstancias diferentes » https://bit.ly/3B8HJJC

Posted by El Comercio on Friday, September 2, 2022

Suplementos digitales