Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de junio del 2021
China pone énfasis en explorar el espacio
La Playita del Parque Nacional Machalilla es vital p…
Virtualidad afectó a negocios aledaños a las universidades
Gobierno espera firmar en agosto acuerdo con el FMI
Las personas con albinismo luchan contra burlas y pr…
El Gabinete presidencial junta a tres generaciones
Alexandra Vela: ‘El encuentro es bueno, pero no es u…

Daniel Cañizares fue asesinato en una riña; la Policía de Cuenca detuvo a cinco sospechosos en medio de bombas lacrimógenas

El hecho ocurrió en la ciudadela Las Orquídeas, en el norte de Cuenca. Foto: Captura Google Street View

El hecho ocurrió en la ciudadela Las Orquídeas, en el norte de Cuenca. Foto: Captura Google Street View

El hecho ocurrió en la ciudadela Las Orquídeas, en el norte de Cuenca. Foto: Captura Google Street View

La noche del jueves 22 de abril del 2021, Daniel Cañizares, de 19 años, fue asesinado con varias puñaladas perpetradas en medio de una riña. El hecho ocurrió en la ciudadela Las Orquídeas, al norte de Cuenca, en Azuay. Cinco personas fueron detenidas para investigaciones.

Según información recogida por la Fiscalía, el chico retornaba con su hermano y amigos trabajando y se entretuvieron bebiendo. A eso de las 22:00, al caminar hacia sus casas se encontraron con otro grupo que también estaba bebiendo y allí se presentó la pelea.

Cañizares fue atacado con arma blanca, mientras sus acompañantes escaparon. El joven recibió más de cinco puñaladas en la cabeza y el pecho. Testigos de los hechos llamaron a la Central de Emergencias ECU-911 Austro y al sitio llegó una ambulancia.

Los vecinos salieron de sus casas, persiguieron y cercaron a los involucrados que se escondieron en varias viviendas del barrio. Algunos arengaban y querían hacer justicia por mano propia. Lanzaban piedras, palos y objetos a los inmuebles. Así cuentan los testigos.

Los paramédicos intentaron estabilizar al herido, pero falleció cuando era trasladado a una casa de salud, a dos cuadras de sitio de los hechos. El joven fue trasladado al centro forense para la autopsia.

Esta muerte encendió molestó a los habitantes e intentaron capturar a los involucrados. Ocho patrulleros con más de 30 policías del Grupo de Operaciones Especiales, Policía Judicial y de la Unidad de Mantenimiento del Orden acordonaron el área.

Quienes vieron el hecho dicen que los uniformados lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a la multitud del sitio.

Cuatro inmuebles fueron allanados y se retuvo a cinco personas para investigaciones. Dos de ellos tienen 15 años de edad.

Pero según el fiscal de Azuay, Leonardo Amoroso, no se halló al principal sospechoso que fue identificado por los testigos como ‘alias Billota’.

La Policía lo busca y para esta tarde está prevista la audiencia de formulación de cargos contra los detenidos.

Allí se identificará el grado de participación en la riña y en el homicidio. Los moradores denunciaron que están cansados de los hechos violentos, escándalos, asaltos e inseguridad en el barrio.