Guayaquil y Ambato abren más espacios para la vacuna…
Montañita vive un contraste entre controles policial…
Sismo de 4.11 en las costas de Pedernales, Manabí
Desde el 29 de septiembre se podrá postular a cupos …
CC tramita acción de incumplimiento contra el Cpccs …
Organizaciones en Chile exigen al Gobierno cambios e…
Reino Unido ofrece 10 500 visados a extranjeros ante…
La ventaja de los socialdemócratas se estabiliza en Alemania

La lista de vacunados VIP es una de 96 causas abiertas en la pandemia por covid-19 en Ecuador

El proceso de inmunización continuó ayer en la Universidad Espíritu Santo (UEES). Foto: Enrique Pesantes

El proceso de inmunización continuó ayer en la Universidad Espíritu Santo (UEES). Foto: Enrique Pesantes

Rodolfo Farfán permaneció apenas 19 días al frente de la Cartera de Salud Pública. Es el tercer ministro que deja el cargo en un año y ocho meses. La causa: críticas al manejo de la pandemia del covid-19.​

En su carta de renuncia, Farfán -quien fue viceministro entre noviembre y el último día de febrero- aduce motivos personales. Pero su salida se produce en medio de los pedidos de que se difunda la llamada lista de vacunados VIP y el allanamiento de las instalaciones de Salud, a cargo de la Fiscalía. El ente aseguró que se intentó ocultar ese registro detallado, que saben existe, según versiones que levantaron.

La inestabilidad en la administración de la pandemia empezó a sentirse hace casi un año, el 21 de marzo del 2020. Entonces Catalina Andramuño dimitió a poco más de un mes de haberse anunciado el primer caso de SARS-CoV-2 en el país. Se la acusó de no traer pruebas y ella luego dijo que no le asignaron recursos.

Juan Carlos Zevallos, cardiólogo, asumió la dirección de Salud. Llegó con el membrete de haber trabajado en Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de EE.UU. En su primer día desmintió a Andramuño, quien había ofrecido traer 2 millones de pruebas PCR para diagnosticar covid-19. Dijo que serían 200 000.

Zevallos afrontó la ocupación total de camas y el aumento de fallecidos en el país. No brindó información sobre la evolución de la pandemia.

Pero hubo más problemas. Las investigaciones por la corrupción perpetrada en medio de la emergencia sanitaria comenzaron en junio del 2020. Se han abierto ya 96 causas en Ecuador. Solo 13 han pasado a la segunda fase de investigación, es decir, a instrucción fiscal.

El resto se halla en la etapa inicial, bajo reserva. La Fiscalía dice no tener personal. Solo 14 agentes rastrean estos hechos. Uno de los expedientes, aún con restricción, es el de Zevallos, señalado por la aplicación de vacunas contra el covid-19 a personas que no estaban en la lista de prioritarios. La primera de ellas, su madre; un radiodifusor y un dirigente deportivo. El exministro dijo que la lista no la hizo él sino la alianza público-privada.

El 26 de febrero, Zevallos renunció. Estuvo en el cargo casi un año. Al día siguiente se fue a Miami. Dos días después, Fiscalía anunció que abría una investigación por presunto delito de tráfico de influencias. Policías y fiscales allanaron el edificio de Salud y el Hospital Pablo Arturo Suárez de Quito, el miércoles. Lo hicieron a los 20 días de que el exfuncionario dejara el país. Antes, Acción Jurídica Popular lo denunció.

Todo lo decomisado en las diligencias no podrá ser divulgado hasta que el proceso pase a la segunda fase. Así lo determina el art. 180 del Código Penal. De hacerlo, los responsables podrán ser sancionados con cárcel de uno a tres años.

Entre el material incautado están las “listas reservadas” de personas vacunadas.

Precisamente, este 19 de marzo venció el plazo para que Salud diera a conocer la nómina, según el fallo que la jueza Celma Espinosa emitió el 4 de marzo pasado.

El caso que sí ha pasado a segunda etapa penal es del alcalde Jorge Yunda y otras 13 personas, investigadas por las pruebas covid-19 para Quito.​

Este viernes 19, la Fiscalía pidió a la Corte de Justicia de Pichincha que fijara día y hora para la diligencia preparatoria de juicio por presunto peculado. Allí se conocerá si los procesados van o no a juicio. De ser hallados responsables, la norma penal (art. 278) sanciona el ilícito con cárcel de 10 a 13 años.

Yunda usa grillete desde el 19 de febrero. Igual medida rige para otras cuatro personas.

Mientras esto sucede en Quito, en Guayaquil también se desarrolla la audiencia en contra de los hermanos Dalo, Michel y Jacobo Bucaram Pulley. Junto con ellos son indagados Daniel Salcedo, Paúl Granda, expresidente del IESS, y otros 15. Todos son rastreados por una presunta adjudicación irregular de contratos en los hospitales del IESS-Guayaquil durante la pandemia.

Este 19 de marzo se instaló el octavo día de la diligencia. Granda sostuvo que en la investigación se ha demostrado que “no existe relación con los inculpados”. Además, nuevos nombres se sumaron a la ‘lista VIP’ este viernes 19, que ya engrosaban los rotarios de Guayaquil, hijo y novia de médicos del Hospital Teodoro Maldonado Carbo.

En un comunicado, el presidente Lenín Moreno reconoció que su esposa, Rocío González, y 10 personas encargadas de su cuidado recibieron las dosis. Mauro Falconí, quien era director de Arcsa, es el nuevo ministro.

Suplementos digitales