Siniestro de tránsito en la vía a Pallatanga dejó un…
Filipinas restringe la entrada a viajeros extranjero…
Suben a cuatro los heridos y a 867 los damnificados …
Israel es el primer país que cierra sus fronteras po…
Cambio brusco en la presión atmosférica causó el rem…
Emisiones de vapor y gases se registraron en el volc…
CNE admite limitaciones técnicas para análisis de ga…
Juicio político al Súper de Compañías se dilata y se…

Vecinos de La Floresta exigen más seguridad en el barrio

Los moradores de la Floresta realizaron una manifestación para exigir mayor seguridad. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los moradores de la Floresta realizaron una manifestación para exigir mayor seguridad. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los moradores de la Floresta realizaron una manifestación para exigir mayor seguridad. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La inseguridad es una de las principales preocupaciones de los moradores del barrio La Floresta, ubicado en el centro norte de Quito. Por eso, la mañana de este miércoles 31 de octubre del 2018 realizaron un plantón de protesta contra esa problemática.

Se reunieron en la intersección de las calles Toledo y Lérida, frente a la Escuela Politécnica Nacional para manifestarse.

Portaban carteles con las frases: “¡Floresta! Exige más resguardo policial”, “¡Floresta! unida contra la delincuencia”, “Por un barrio pacífico y seguro”, “Rechaza la delincuencia“.

La gente estaba molesta. Asegura que desconocidos se movilizan en autos sin placas para asaltar. Recuerdan que la semana pasada fueron atracados unos estudiantes de la Politécnica, quienes salieron de comer de un restaurante ubicado en la Toledo y Lérida.

Marlene Toapanta, presidenta del Comité de Seguridad y Convivencia, dijo que hace tres días fue atropellada una estudiante en ese lugar. Exigió a las autoridades la instalación urgente de un semáforo en la Toledo y Lérida, porque es peligroso cruzar la calle.

“Son varios siniestros con gente atropellada y choques, eso no puede seguir”, indicó Toapanta. Aspira que las autoridades instalen el semáforo lo más pronto posible para mejorar la seguridad de los peatones.

Otra vecina asegura que los asaltos se dan a cualquier hora del día. “Yo parquee el carro afuera de mi casa con una familiar. De la nada, cuatro desconocidos aparecieron con pistolas para arrebatarnos las carteras”.

Otro morador se queja por lo mismo. A su criterio, antes de que lleguen las instituciones públicas, universidades, restaurantes y locales a ese sector, todo era tranquilo. Eso cambió en la actualidad.

“A nosotros nos amarraron las puertas de la casa para que no podamos salir. Se robaron lo que estaba en el carro”, cuenta.

Ante esa situación, los moradores piden que se refuercen los patrullajes policiales.

Suplementos digitales