El 62% de los ataques con explosivos del país se com…
Sistema financiero es sólido ante pugna de la Superi…
El Gobierno prevé consultar al votante sobre el tema…
Jorge Glas presentó dos nuevas solicitudes de hábeas corpus
Bonos para sustento y reconstrucción se entregarán a…
Activistas piden ayuda de la ONU por escalada de vio…
Conozca las sanciones por cometer actos terroristas …
Arrancan inscripciones para jóvenes y adultos que de…

La circulación vehicular en El Trébol es lenta a causa de la repavimentación de la avenida Velasco Ibarra

Largas filas de vehículos se formaron en la vía que conduce al valle de Los Chillos.

Largas filas de vehículos se formaron en la vía que conduce al valle de Los Chillos.

Largas filas de vehículos se formaron en la vía que conduce al valle de Los Chillos. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Un fuerte tráfico vehicular se reportó al mediodía de este viernes 29 de marzo del 2019 en la avenida José María Velasco Ibarra, a la altura del sector de El Trébol, oriente de Quito. Esto por los trabajos de repavimentación que se realizan en el sector.

Desde el lunes 25 de marzo esa vía es intervenida junto a la av. Queseras del Medio, ubicada entre los barrios de El Dorado y La Vicentina. Las labores se demorarán tres meses y son ejecutadas por la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad de Obras Públicas (Epmmop).

La inversión para la reposición de la carpeta asfáltica asciende a USD 809 816 más IVA.

Los primeros trabajos comenzaron en el carril de sentido sur – norte, a partir de la intersección de la avenida Cumandá en dirección hacia El Trébol. En total se intervendrán tramos diarios de 200 metros aproximadamente hasta llegar a la conexión con la Queseras del Medio. Al culminar esta primera etapa de obras, se procederá de igual manera en el carril del sentido norte – sur.

Sin embargo, la movilidad es lenta en ese sector. Los carros se demoran 25 minutos en circular desde el intercambiador de la autopista General Rumiñahui hasta El Trébol. Largas filas de vehículos se formaron en la vía que conduce al valle de Los Chillos.

Lo mismo ocurre con los carros que provienen desde el sur. La Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) montó un contraflujo, a la altura del sector de la Tola Baja, pero eso no ayuda a descongestionar.