Servicios de matriculación y licencias siguen suspen…
Exportaciones crecieron 31% entre enero y agosto del 2021
USD 1 456 millones movió el coyoterismo en Ecuador en 2021
Experto denuncia censura en comisión que investiga P…
Rescatados los cuerpos de tres andinistas en el Chimborazo
Municipio en proceso de contratación del servicio de…
SRI recaudó más de USD 3 000 millones de grandes con…
Se amplía repavimentación en puente de El Guambra

Más de 17 mil pruebas rápidas de covid-19 irregulares fueron detectadas en Calderón; hubo cinco detenidos

Foto: Cortesía Arcsa

Foto: Cortesía Arcsa

Arcsa analiza la procedencia de las pruebas rápidas y los lugares donde fueron distribuidas. Foto: Cortesía / Arcsa

Un operativo interinstitucional entre la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), la Unidad de Delitos Aduaneros y Tributarios (UDAT) de la Policía Nacional y Fiscalía General del Estado permitió detectar miles de pruebas rápidas de covid-19 que se almacenaban y comercializaban en un inmueble de la parroquia de Calderón (noreste del Distrito Metropolitano de Quito).

La tarde del jueves 4 de junio del 2020 en el establecimiento se encontraron 17 700 pruebas rápidas cuya fecha de caducidad había sido alterada en el empaque, pues vencían este año y las modificaron para el 2021. Además, se evidenció que el local no contaba con las condiciones adecuadas para el almacenamiento de los dispositivos médicos.

La acción dejó cinco ciudadanos detenidos para investigaciones y el decomiso de las pruebas las cuales fueron llevadas a las bodegas de la Policía Judicial de Pichincha para efectuar los trámites correspondientes.

La Agencia analiza la procedencia de las pruebas rápidas y los lugares donde fueron distribuidas, a fin de emitir la alerta sanitaria correspondiente para evitar su utilización y prevenir perjuicios a los ciudadanos.

Se recuerda que las pruebas rápidas para covid-19 deben contar el Registro Sanitario ecuatoriano emitido por Arcsa y únicamente pueden ser aplicadas en establecimientos autorizados por la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (Acess).

Los medicamentos y dispositivos médicos deben estar correctamente almacenados y cumplir con las normas sanitarias vigentes. Por eso, la Arcsa sugiere no comprar a través de redes sociales, ya que no se puede comprobar su origen y asegurar su calidad y eficacia.

En caso de encontrar irregularidades en los productos de uso o consumo humano puede informarlo a través de la aplicación Arcsa Móvil, disponible gratuitamente en Play Store y Apple Store.

Suplementos digitales