Los vacunados con Sinovac afrontan más limitaciones …
Ecuatorianos laboran bajo 42 tipos de contrato
Evaluación ciudadana, clave en cobro de tasa de segu…
Bancos comunales son un soporte para 6 000 familias …
Calles y Asamblea, las dos vías de las movilizaciones
En plena audiencia, un niño le pide al Papa su solideo
Informe acusa a Bolsonaro de agravar la pandemia por…
Trump anuncia lanzamiento de su propia empresa mediá…

Iñaquito identificó sus mayores problemas y pide soluciones

En la tribuna de la avenida De los Shyris pernoctan los habitantes de calle, lo cual atemoriza a los moradores. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La inseguridad, las ventas informales, la presencia de habitantes de calle y la organización de piques de autos, donde además se consume licor, son los problemas que aquejan a los moradores y dueños de negocios ubicados en las inmediaciones del parque La Carolina, en la parroquia de Iñaquito. Los vecinos están organizados y piden a las autoridades dar respuesta a los problemas.

Las avs. República de El Salvador, Naciones Unidas, De los Shyris y Portugal son consideradas los ejes comerciales de la zona, donde confluyen miles de transeúntes. Esa exclusiva área se caracteriza por sus edificios modernos, con decenas de locales comerciales en la planta baja y cientos de departamentos y oficinas en los niveles superiores.

En la zona viven 150 000 personas, pero su población flotante es enorme; recibe a cerca de 450 000 visitantes al día.

Las ventas informales se han tomado varias zonas del parque La Carolina, las aceras de las calles y avenidas.

Paola Burbano, dirigente del sector, contó que lo que llevó a los vecinos a organizarse fue el suceso del 11 de septiembre, cuando el cuerpo sin vida de una persona fue hallado en la laguna del parque La Carolina. El hecho aún se investiga.

Una semana antes, un hombre fue acribillado en la av. De los Shyris. Dicen los moradores que se oyó una serie de disparos y que los proyectiles alcanzaron a herir a otras dos personas, una de ellas es una vecina del sector.

Para el teniente coronel Geovanny Cáceres, comandante del distrito Iñaquito, lo que ocurrió hace dos semanas es un ‘hecho aislado’, ya que los índices de delitos se han reducido. Hasta el 3 de septiembre de este año se reportaron 369 robos a personas en el sector, y en el mismo periodo de 2019 hubo 476. No se toman en cuenta las cifras de 2020, porque la población estaba en confinamiento por el covid-19.

Patrullajes de la Policía se realizan permanentemente en los sectores de la zona bancaria, debido a la inseguridad. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Ese sector cuenta con 102 efectivos para dar seguridad a cerca de 600 000 personas al día. El oficial indicó que ahora se aplican estrategias de seguridad y patrullajes por cuadrantes, enfocándose en las zonas más conflictivas.

Otro problema son las ventas informales que se han tomado las vías principales y el parque. Por eso, los moradores conformaron el frente denominado Los Vecinos Defensores de La Carolina, y han tenido reuniones con la Agencia Metropolitana de Control (AMC) para hallar soluciones.

Otros vecinos y dueños de negocios se quejaron de que las ventas ambulantes generan grandes cantidades de basura.

María Fernanda Paredes, directora de Administración de Parques Metropolitanos, indicó que hay 247 comerciantes con permisos de uso de suelo en La Carolina, pero existen alrededor de 700 que trabajan sin ninguna autorización, por lo que se reforzarán los operativos de control con personal de la AMC.

La comunidad ha identificado a 30 habitantes de calle en el sector, de los cuales 11 tienen problemas psiquiátricos. Algunos han roto los vidrios de los edificios, gritan por las noches o hacen sus necesidades en los espacios públicos, según la vecina Sandra Zambrano.

Los vecinos han captado en sus celulares a vehículos particulares que hacen piques en las vías del sector. Foto: Cortesía

Fabián Falconí es dueño de una pizzería en el sector. “Hay un hombre que arroja piedras a los parabrisas de los carros que circulan por la avenida De los Shyris”. Acotó que a los restaurantes ingresan niños a pedir dinero e incomodan a los comensales y el sector de la tribuna es un punto en donde pernoctan habitantes de calle.

Las autoridades del Patronato Municipal siguen de cerca la situación del sector. Elva Gamez, jefa de Proyectos de esa entidad, indicó que se ha identificado a 100 personas como habitantes de calle, limpiaparabrisas y en situación de movilidad en la zona, quienes reciben asistencia permanente. Dijo que necesitan apoyo del Ministerio de Salud Pública para atender a quienes presentan trastornos psiquiátricos.

Como parte del proyecto de atención a ese grupo vulnerable, el Patronato trabaja con equipos especializados de abordaje, que intervienen todas las semanas y aplican actividades lúdicas. También pueden pasar a una casa transitoria de acogida, en los casos de quienes deseen ir a esta voluntariamente; a mediano plazo se busca reinsertarlos en el ámbito social, laboral y familiar. Si alguien tiene problemas de drogas o alcohol puede ser internado en un centro de atención integral de adicciones.

Finalmente, en la zona hay malestar por los piques y carreras de vehículos que se realizan en horas de la noche. Moradores aseguraron que desde las 21:00 hasta las 02:00 se escuchan los motores de los autos que compiten por las principales vías. Recorren a alta velocidad la Eloy Alfaro, Gaspar de Villarroel, 6 de Diciembre, Naciones Unidas y Shyris.

Se quejaron que el ruido de los autos y motocicletas; de miércoles a sábados es insoportable y no pueden dormir. Denunciaron el problema y esperan respuesta de la AMT.

Suplementos digitales