El SNAI podrá contratar obras de construcción y adec…
Polémica por imágenes de Daniel Ortega celebrando tr…
Empezó la repavimentación en el sector de La Gasca
Ruta alterna por daño en la vía Baeza-Lago Agrio
Quito va por delante de Guayaquil en vacunación
Italia registra 18 000 nuevos contagios y sube la pr…
Una fiesta navideña pone contra las cuerdas a Boris Johnson
Incendio forestal consume 40 hectáreas de Cerro Colo…

La Estación El Labrador recibe unos 50 000 pasajeros al día

La Estación El Labrador en el norte de Quito empezó a operar el pasado 1 de junio del 2018. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

La Estación El Labrador en el norte de Quito empezó a operar el pasado 1 de junio del 2018. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Cinco días después de habilitada la terminal multimodal de El Labrador, en el norte de la capital , las personas todavía se acostumbran a la nueva infraestructura.

La mañana de este martes 5 de junio del 2018, en los alrededores de la estación se registró más movimiento. Los trolebuses que hasta el 31 de mayo iban hasta La Y, hoy siguen su recorrido por la 10 de Agosto, toman la Isaac Albéniz y llegan hasta la nueva terminal, lo que según los usuarios genera más congestión.

En el interior de la estación, las personas caminan con calma en busca de un alimentador. Pese a la señalización y a que se mantiene el mismo orden de las paradas que en La Y, a ciertas personas les cuesta ubicar al bus que cubre la ruta que necesitan. Ese fue el caso de Carmen Guamán, quien ayer visitó el lugar por primera vez. “No sabía por dónde entrar. No sé si es la vejez, pero sí me cuesta ubicarme”, dijo.

Uno de los agentes metropolitanos que se encargan de direccionar a los usuarios, la llevó hacia la parada.

Según la información que maneja el área de recaudación de la Empresa de Pasajeros, de lunes a viernes llegan hasta la estación 50 000 usuarios diarios. Los fines de semana, se contabilizan unos 25 000.

Cuando la terminal operaba en La Y, arribaban cerca de 36 000 personas. Es decir, el número de usuarios aumentó en un 30%. Eso se debe, según la empresa municipal a que ahora se benefician a más personas de barrios aledaños como La Luz, La Concepción y Las Acacias.

Juan José Bastidas, morador del sector, pide celeridad en las construcciones complementarias. Los escombros en las veredas, los desniveles y los cúmulos de tierra, dice, dificultan el paso de peatones.

Suplementos digitales