Así será el pago del pasaje del Metro desde abril 2023

Personas hacen fila frente a las puertas de vidrio para ingresar al andén del Metro. Foto: cortesía Metro de Quito




Dentro de al menos cuatro semanas se empezará a cobrar a los pasajeros que viajen en el Metro de Quito. Desde abril del 2023 cada usuario deberá cancelar USD 0,45 por utilizar el sistema de transporte.

El cobro se realizará como parte de las pruebas del sistema de recaudo. Roberto Custode, gerente de Operaciones del Metro de Quito, explicó las características que tendrá este sistema y todo lo que la ciudadanía debe saber para poder realizar el pago.

El sistema de recaudo está conformado por un componente físico y otro informático.

El componente físico del sistema de recaudo

El componente físico está conformado por los equipos. Entre ellos están el sistema de peaje o control de acceso, es decir las puertas de vidrio.

Sobre esas puertas están instalados los validadores, que son equipos electrónicos que se encargan de hacer la lectura y validan el acceso del usuario.

Los sistemas tienen un lector óptico que puede leer códigos QR, de barra, y también un sistema de identificación por radiofrecuencia, como el que usan las tarjetas de crédito o débito que pueden ser leídas sin contacto, solo acercando la tarjeta al dispositivo.

La parte física contempla también los aparatos instalados en las estaciones. Se trata de computadores especiales que cuentan con los sistemas de venta y recarga. Asimismo, junto a las taquillas hay validadores donde las personas podrán saber si cuentan con saldo o no.

El equipo físico tuvo un costo de USD 6 millones, lo que incluyó el equipamiento de las 15 estaciones, 640 validadores, 45 puntos de venta, 33 máquinas de tipo ATM (cajeros automáticos) y 32 cajas de seguridad. Todos están asegurados y han sido probados.

El componente lógico del sistema de recaudo

La ordenanza 017, emitida en el 2020, estableció lo que se conoce como el Sistema Integrado de Transporte Público de la ciudad. El objetivo es que el sistema electrónico se pueda usar con cualquier medio de transporte: buses municipales, metro, urbanos, bicicletas, etc,

En una primera fase, el sistema le permitirá trabajar con la Empresa de Pasajeros (Trolebús y Ecovía). El objetivo es que poco a poco se vayan sumando el resto de sistemas.

Contratar los servicios de ese sistema informático tiene un costo de US 6,5 millones por año.

Pago del pasaje del Metro

El sistema funciona a través de una cuenta de viajero. Todo usuario deberá abrir una cuenta. Sin ella no podrá viajar.

En una primera etapa, luego de abrir su cuenta, la persona deberá cargar un saldo en crédito. Por ejemplo, comprar el monto que guste, puede ser USD 20, o 50 centavos. Cualquier cantidad es aceptada.

Cada vez que la persona desee realizar un viaje, debe entrar al sistema ya sea accediendo de manera virtual, o físicamente a la taquilla en las estaciones.

Otra opcion es acercándose a las máquinas que estarán ubicadas en cada estación, y obtener un código QR.

Si lo hace desde el teléfono debe mostrar el código al lector que se encuentra en las puertas de acceso. También puede pedir en taquilla que se lo impriman y llevarlo de manera física.

El validador lee el código QR, se abre la puerta, permite el ingreso del pasajero y ese código ya no podrá ser usado por ninguna persona más.

Pero el usuario debe conservar ese código QR, es decir no puede botarlo, en el caso de ser físico, hasta que termine el viaje, ya que a la salida o si quiere hacer un trasbordo, deberá volver a presentarlo en el validador.

Tener el código QR en el teléfono será más sencillo, porque si llega a perderlo deberá acercarse donde un técnico de la estación para que vuelva a acceder a la cuenta y vuelva a imprimirlo, lo que lleva tiempo o pagar un nuevo código.

En cada cuenta, la persona guardará el historial del número de viajes, hora, punto de acceso, de salida, intercambios, saldo y demás.

Cuando se inicie el cobro del servicio va a estar vigente una aplicación para celular que permitirá hacer el mismo trámite de emisión de códigos QR cada vez que una persona quiera viajar.

Otro dato importante es que durante la primera fase se podrá recargar la cuenta solo de manera física, en las taquillas de las 15 estaciones.

En una segunda fase – que Custode espera que sea unas tres semanas después de haber lanzado la primera- se podrá recargar la cuenta de viajero con una transacción bancaria.

Finalmente, en una tercera fase, se podrá acceder al sistema solo presentando la nueva cédula de identidad que cuenta con chip.

Con ella se puede pasar por el validador que está en las puertas y se descontaría el viaje de la cuenta de viajero de manera automática. Además, se sabrá, por ejemplo, si la persona es de la tercera edad, si tiene alguna discapacidad o si es estudiante para que el cobro sea reducido.

Cuenta de usuario

Algo innegociable es que toda persona que desee viajar deberá abrir la cuenta de usuario, lo que toma a más tardar cinco minutos. Hasta el momento se han abierto más de 100 000 cuentas. Se espera que hasta finales de junio existan más de 2 millones de cuentas y a finales de año se superen las 3 millones.

Más noticias:

Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales