22 de August de 2012 23:57

En la noche aún circulan los veloces

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El rugido del motor de un vehículo Chevrolet Aveo se escuchaba a unos 200 metros de distancia. Un letrero advertía que por la av. 10 de Agosto solo se puede circular a 50 km/h, pero el automóvil negro pasó a más velocidad. Dejaba atrás a los vehículos que no excedían la velocidad, que por lo regular iban por los carriles central y derecho.

Desde las 21:30 hasta las 23:00 del lunes pasado, en cuatro de las avenidas principales de la ciudad (10 de Agosto, Eloy Alfaro, Mariscal Sucre y América) parecía que no regían los límites de velocidad establecidos en la Ley de Tránsito y Seguridad Vial: 50 km/h en las vías urbanas y 90 km/h en las perimetrales. En ese lapso hubo conductores que circulaban a velocidades mayores en la Eloy Alfaro, en la bajada a Zámbiza.

Según datos de la Policía Nacional de Tránsito, hasta el 13 de agosto (último reporte oficial), a escala nacional fueron detenidas 19 personas (van a prisión por tres días) y 6 238 han sido multadas con USD 87, 69, cada una.

En la av. Mariscal Sucre, en la noche del lunes, el irrespeto al límite de velocidad fue evidente. Un conductor hizo siete minutos desde la intersección con la Flavio Alfaro hasta el ingreso a los túneles. Si se conduce al límite de velocidad establecido en esa vía, que es de 90 km/h, se necesitan 10 minutos, con los carriles despejados. En ese trayecto, no se observó a los policías controlando con los fotorradares.

En la intersección de la Mariscal Sucre con la Mariana de Jesús, a las 21:36, un vehículo marca Hyundai circulaba a más de 90 km/h. Juan Zapata, encargado del área técnica del control de tránsito, informó que los radares funcionan con láser y por esa razón no existe escusa para que no se los utilice durante la noche.

“No puedo decir si se están o no haciendo controles de velocidad durante la noche, porque no soy el encargado, pero si no lo hacen deben estar por iniciar”, afirmó.

Un funcionario de la Policía de Tránsito, que pidió la reserva de su nombre, aseguró que sí se realizan controles a la noche en puntos estratégicos, pero explicó que desde las 19:00 los miembros del Grupo de Tránsito también ayudan al control de seguridad ciudadana y por eso da la percepción de que no existen operativos.

A las 22:00, en la av. América tampoco hubo controles policiales. Desde el sector de la Universidad Central hasta la Naciones Unidas, la mayoría de conductores respetó el límite de velocidad (50 km). En un conteo realizado por este Diario, uno de cada cinco choferes irrespetó el límite.

En la av. Eloy Alfaro el problema fue más crítico. Desde las 22:40 hasta las 23:00, todos los conductores, en el trayecto entre Zámbiza y Solca, circularon a más del límite establecido. En la bajada al relleno, 13 carros pasaron a más de 50 km/h. La velocidad era tan alta, que se alejaban con rapidez de los vehículos que circulaban dentro del límite permitido.

Este Diario solicitó a la Policía Nacional los resultados de los operativos de controles de velocidad realizados durante las noches, pero hasta la tarde de ayer (16:00) no obtuvimos respuesta.

El pasado 2 de agosto, desde las 20:45, miembros de la Policía instalaron los fotorradares en la av. De los Shyris y detuvieron a seis personas por irrespetar el límite de velocidad. En las noches, el irrespeto continúa, a pesar de que hay más rótulos informativos en las vías de la ciudad. Desde que empezaron los controles, la Policía ha instalado 615 letreros en Quito, como parte de la campaña de prevención.

[[OBJECT]]

Punto de vista

 Juan Méndez,  experto en seguridad.  "Hay que cambiar nuestra forma de pensa"

Lamentablemente, en nuestro  país no  hay una enseñanza de lo que se conoce como cultura de seguridad. El Gobierno tiene la obligación de guiar a  los niños desde la escuelas sobre  aquellas normas de conducta y protección.  En todos los países del mundo hay límites de velocidad que son establecidos con el fin   de precautelar la integridad de las personas, pero aquí se cree que es por fastidiar.   

Por eso, algunas personas    consiguen   herramientas para burlar los radares que miden la velocidad, pero no comprenden que se están engañando a ellos mismo y no a la ley. Con esos dispositivos pueden    evitar ser multados, pero no evitarán matar a alguna persona por ir a exceso de velocidad. Hay que cambiar la  forma de pensar y aceptar que estas normas son por nuestro bien.

Consejos útiles

La actitud de respeto  a las leyes que rigen la convivencia social se la debe promover desde el hogar.   

No tome un  reglamento  como una herramienta de sanción,   sino como una oportunidad para cambiar su actitud. Es por el bien común.

Al momento de manejar recuerde  que puede provocar un daño irreversible durante un accidente, que afectará a su familia y a la de las víctimas.   

Tome en cuenta que  la víctima de un accidente puede ser alguien querido.   Debe demostrar, con el ejemplo, a los demás ciudadanos que sí es posible conseguir una ciudad más  segura.

Aplicaciones

Detector radar.   Esta aplicación permite localizar radares de velocidad fijos y móviles. Cuesta USD  1.99.    

Speedometer.   Usa el GPS del iPhone para enviar una alerta cuando ha excedido el límite de velocidad permitido. Es gratuito.   

Radar de tramo.  Guarda la  velocidad a la que va  en una ruta.  También calcula la velocidad media y el tramo que cubrió. Es gratis.

Detector de Radar.  Emite un alerta cuando exista  un radar cerca a su posición. Cuesta USD 1.99.

CLIC AQUÍ PARA VER LA INFOGRAFÍA MÁS GRANDE

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)