Papa Francisco asegura que 'la alianza entre anciano…
Policía detiene a presunto involucrado en la explosi…
Hallan 190 tanques de gas abandonados en un bote en …
Sismo de magnitud 4.7 en zona de enjambres frente a …
EE.UU. prueba misil balístico intercontinental
El presidente surcoreano envía un nuevo mensaje conc…
Un ataque ruso causa cuatro civiles heridos en la re…
El 62% de los ataques con explosivos del país se com…

Moradores del Pinar Alto piden ayuda para movilizarse por las calles inundadas de lodo

En el lugar afectado, el lodo y maleza cubrieron el sector de El Pinar Alto. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

En el lugar afectado, el lodo y maleza cubrieron el sector de El Pinar Alto. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Los moradores del Pinar Alto pidieron ayuda de las autoridades para movilizarse en medio del fango, la mañana de este sábado 23 de marzo del 2019. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Los vecinos del sector el Pinar Alto, en el norte de Quito, amanecieron este sábado 23 de marzo del 2019 rodeados de lodo en calles, aceras y hasta dentro de sus viviendas, luego del aluvión que se generó en la tarde del viernes.

Los moradores intentan movilizarse, pero no logran cruzar por los “ríos de lodo” que se formaron en la calle Manuel Valdivieso y sus alrededores. Cuando ven un auto, piden ayuda para bajar hasta el parque principal, donde la situación es menos dramática que en el barrio Osorio.

Con palas y escobas los vecinos de este sector sacan el lodo de los patios y lo retiran de las aceras para poder transitar con mayor facilidad. Pero hundirse en el fango es casi seguro en aquellas zonas donde todavía el material llega hasta las rodillas.

Personal de la Cruz Roja, Bomberos, Policía Nacional y agentes municipales recorren el sector para apoyar las labores de limpieza de lodo y escombros. También ayudan a los vecinos a transitar: hay padres y madres que no lo logran con sus niños en brazos.

Algunos extendieron palos y otros desperdicios a lo largo del cruce de la quebrada para pisar en ellos y no hundirse en el lodo. Agentes municipales ayudan a cargar a los niños mientras sus madres cruzan. “Tenemos que ir a trabajar, tenemos cosas que hacer y no podemos quedarnos en casa”, comenta una mujer mientras vuelve a tomar a su hija en brazos, luego de sortear el paso en medio del lodo.

Berenice Cordero, ministra de Inclusión Económica y Social; y Otto Sonnenholzner, vicepresidente de la República, realizaron un recorrido por las zonas afectadas.

Según información preliminar, existen 12 manzanas y 25 casas afectadas, y 10 vehículos registraron daños. La mañana de este sábado algunos autos seguían volcados, enterrados en lodo.

Por todo el sector hay retroexcavadoras, volquetas y autos de diferentes organismos de socorro que trabajan en la remoción del lodo y de todos los escombros que se encuentran debajo de él.

Las huellas de la desgracia incluso se evidencian en un tramo de la avenida Mariscal Sucre, conocida como Occidental. El sitio afectado va desde el sector de El Bosque con dirección al norte. La vía estaba, de sur a norte, llena de lodo e incluso los contenedores de basura.