Mercado Comité del Pueblo gana el campeonato de 40
CIDH inicia visita a Ecuador por crisis carcelaria
Café ecuatoriano alcanza precio de USD 100 la libra …
Planteles refuerzan medidas frente a la variante Ómicron
Adolescente es imputado por asesinato y terrorismo
Cuatro detenidos por reventa de entradas para ‘…
Sebastián Yunda fue detenido en Argentina
Jueces ratificaron la inocencia del exasambleísta Galo Lara

Irrespeto a normas de tránsito, otro reto para nuevo Cabildo de Quito

Usuarios no respetan las vallas de seguridad en la parada del Metrobús en la U. Central. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Usuarios no respetan las vallas de seguridad en la parada del Metrobús en la U. Central. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Usuarios no respetan las vallas de seguridad en la parada del Metrobús en la U. Central. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Tres infracciones en un minuto. Al mediodía del martes 30 de abril del 2019, en la intersección de las avenidas 6 de Diciembre y Colón (norte de Quito), dos señoras cruzaron la vía (una de ellas con un bebé en brazos), por una zona no permitida; además, un joven saltó por un extremo de la parada de la Ecovía (de al menos un metro de alto) en lugar de caminar hasta la salida, y simultáneamente, un vehículo sin placas pasó por el carril exclusivo, sentido norte-sur.

Nada de eso es nuevo. Son imágenes recurrentes de una ciudad abatida por el irrespeto y la desobediencia del elenco que protagoniza la movilidad.

A cada cuadra, de lado y lado, alguien incumple. A veces con temor, otras con descaro. Hace dos semanas, el conductor de un camión decidió hacer un giro en U mientras atravesaba el túnel Guayasamín. El gran vehículo se detuvo, congestionando su carril, y mientras un ayudante se bajó a supervisar la maniobra, el chofer completó el giro, lo que no tomó más de un par de minutos. Pero la infracción fue filmada y el conductor recibió la sanción.

De enero a marzo de este año, la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) registró 380 infracciones que se cometen en las vías por parte del transporte público. En el mismo período del 2018, fueron 395. Pero no son solo los conductores quienes cometen faltas en las vías. Hay registradas 18 infracciones cometidas por peatones.

Las cifras son pocas para la cantidad de faltas de ese tipo que se cometen en la ciudad. La inmensa mayoría, advierte Jesús Gómez, asesor técnico de educación vial de Aneta, no se registra. La solución, dice, no es crear más leyes, sino trabajar en educación.

Justamente ese es uno de los retos que la nueva administración deberá enfrentar. Gómez asegura que el problema no es un vacío legal, ni siquiera la falta de control ya que no se puede tener un policía para cada conductor o peatón.

La movilidad, advierte, debe basarse en cuatro principios. La educación de los peatones, conductor y agentes de tránsito; el estado del parque automotor; los estados de la red vial urbana y rural; y la supervisión de la autoridad. Otro de los puntos clave, dice Gómez, es endurecer las sanciones.

Para Alfredo Viteri, experto en movilidad, la indisciplina de los actores del tránsito causa accidentes. “Es la irresponsabilidad del conductor, como del peatón y del ciclista, lo que ocasiona muertes en las vías”.

Según la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), de enero a marzo de este año, solo en la provincia de Pichincha ocurrieron 1 251 accidentes, que han dejado 754 personas heridas y 59 fallecidos.

De los 417 eventos registrados el mes pasado, 63 fueron por superar los límites de velocidad, 55 por estar desatento a las condiciones de tránsito, ya sea por utilizar teléfonos celulares o cualquier otro elemento distractor, 48 por conducir bajo la influencia de alcohol y 28 por no respetar las señales de tránsito. Es decir, las causas más frecuentes de accidentes pudieran ser evitadas si la gente tuviera una cultura de seguridad. De todas, solo seis fueron por casos fortuitos o de fuerza mayor.

Suplementos digitales