Karla Kanora explora con la cumbia y la marimba
Suspenden temporalmente las corridas de toros en la …
Cuatro personas pierden la vida en un siniestro de t…
Sismo en Cuenca la noche de este viernes 27 de mayo
¿Quién es ‘Leandro’, presunto ‘nar…
La ONU espera elecciones colombianas libre de violencia
Tres personas, incluido un militar, son procesadas p…
Estas son las organizaciones políticas que quieren i…

Disposición de presentar el carné de vacunación se cumple a medias en los buses

La Secretaría de Movilidad del Municipio de Quito dispuso presentar el carné de vacunación en todas las unidades de transporte público. Foto: Julio Estrella / El Comercio

Desde el sábado 22 de enero del 2022, no se permite el ingreso a las unidades de transporte público a quienes no presenten el carné de vacunación. Así lo dispuso la Secretaría de Movilidad del Municipio de Quito una vez que concluyera, el pasado viernes, la fase de socialización de esta medida que duró ocho días. 

Entre el 14 y el 21 de este mes, personal del Municipio realizó una campaña de sensibilización y concienciación entre la gente para que se acostumbre a llevar su credencial de inoculación mientras se moviliza en los servicios de transporte público y municipal. 

Sin embargo, la mañana de este lunes 24 de enero del 2022, este Diario hizo un recorrido en diferentes puntos de la urbe y comprobó que la disposición se cumple a medias. Es decir, en unos buses sí se solicitó el documento de inmunización, mientras que en otros no se lo hizo. 

El panorama fue el mismo de todas las mañanas. Cientos de buses repletos de pasajeros en las horas pico. Todos utilizaron mascarillas, pero no todos los vehículos circularon con las ventanas o escotillas abiertas como dispusieron las autoridades. Pocos choferes pidieron el carné a los usuarios. 

En la avenida 25 de Mayo y Lizardo Ruiz de Cotocollao, norte de la capital, cientos de personas confluyeron la mañana de hoy, antes de las 08:00. “Vengo desde la Mitad del Mundo y hoy no me pidieron el carné pese a que el bus vino llenísimo”, dijo Isabel Cornejo, de 38 años, empleada de una farmacia localizada en el norte de Quito.

Lo mismo expresó Bryan Vásquez, de 19 años. “La situación es complicada porque unas veces piden la credencial y otras no, eso confunde porque para ingresar a determinados sitios nos exigen cumplir con ese requerimiento”. Pedro Caiza contó que nadie le pidió su documento cuando se trasladó a su trabajo desde San Antonio de Pichincha.

Otros usuarios contaron que en otros puntos de la urbe sí se cumplió la medida. “Vine en un bus de la compañía Termas Turis desde el Valle de los Chillos y todo estuvo en regla”, manifestó Luis Flores. Darwin Sánchez llegó a La Marín desde Chillogallo y contó que sí le solicitaron el documento.

José Ramos salió de su casa en San José de Monjas y en el bus que tomó no se cumplió la disposición. “No me pidieron el carné en ningún momento”.

Esta medida forma parte del Plan de Control Obligatorio del certificado o carné de inoculación en los sistemas metropolitano de transporte público, comercial, escolar e institucional. Tras concluir el proceso de sensibilización, se comenzó a sancionar a quienes no obedezcan las nuevas disposiciones

“Por el beneficio colectivo por sobre el individual, (a quienes no lleven su carné de vacunación) se le pedirá, una vez pasados los ocho días de concienciación, que por favor abandone la unidad por no cumplir con esta norma”, manifestó Ricardo Pozo, secretario de Movilidad durante la rueda de prensa en la que se anunció la disposición. “Lamentablemente es una decisión fuerte, estricta, pero así debe ser para dar cumplimiento a las disposiciones del COE”.

También se emitirán sanciones. Las operadoras que no cumplan con las medidas de bioseguridad o aforo permitido serán sancionadas con hasta cuatro salarios básicos unificados (USD 1700). Para los pasajeros que no utilicen los tapabocas la sanción es del 25% de un salario básico que equivale a USD 106,25. No se castigará a quienes no cuenten con su carné de inoculación.

La mañana del pasado viernes 21 de enero de 2022, las autoridades municipales solicitaban el carné de vacunación a los usuarios de la Ecovía y Trolebús. Guardias y agentes metropolitanos solicitaron el documento a quienes ingresaban a las estaciones. El inspector Efraín Briones informó que 80 efectivos colaboran en controlar el cumplimiento de aforos y uso de mascarilla. “Esto se hace de forma itinerante porque no podemos estar en las paradas (…) Quienes no presentan el carné no puede ingresar porque no cuenta con las garantías necesarias para el resto de personas”.

Las autoridades municipales indicaron que logísticamente es imposible controlar a todas las unidades de transporte, por lo que se hizo un llamado a los conductores y ayudantes para hacer cumplir la disposición.