Ecuador ve ‘gran avance’ con México tras…
Mafias que usaron el aeropuerto de Latacunga son indagadas
Quito cumple 191 años de ser la capital de Ecuador
El Ejecutivo traza la cancha para la Ley de Creación…
Ley de Creación de Oportunidades incluye impuesto te…
La voz y la acción juvenil se elevan a favor del clima
María José y Pablo enseñaron a caminar a los enfermo…
8 puntos claves de la reforma laboral que plantea el…

Al menos tres detenidos y dos agentes de tránsito agredidos en Carapungo por manifestaciones

Vista de la Panamericana Norte, en el sector de Carapungo, este 3 de octubre del 2019. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Vista de la Panamericana Norte, en el sector de Carapungo, este 3 de octubre del 2019. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

En el sector de Carapungo se registraron protestas este 3 de octubre del 2019. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Primero a gritos, luego a empujones y después a golpes los manifestantes que protestan por la eliminación de los subsidios a la gasolina extra, ecopaís y al diésel atacaron a dos agentes metropolitanos de tránsito en el intercambiador de Carapungo, en el norte de Quito.

Algunos de ellos incluso amenazaban con quemar las motos de los uniformados y esa agresión fue registrada en videos que se difundieron por redes sociales.

Era un grupo de transportistas que con volquetas y camiones bloqueó el ingreso y salida al área urbana del Distrito Metropolitano de Quito este jueves 3 de octubre del 2019.

Manifestantes se reunieron a lo ancho de los ocho carriles y los ingresos hacia los pasos a desnivel de Carapungo para evitar el tránsito vehicular por esta vía que conectan a Pichincha con Imbabura.

Después de horas de bloqueo, la Policía Nacional envió dos carros antimotines para intentar disolver la marcha. Con gas lacrimógeno disolvieron al grupo de manifestantes y grupos de uniformados detuvieron a tres personas.

Vista de la Panamericana Norte, en el sector de Carapungo, este 3 de octubre del 2019. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

En medio del tumulto, la gente reclamaba su liberación gritando “somos pueblo, un día tendrán sus hijos“. Los transeúntes asustados que querían llegar hasta sus trabajos tuvieron que cubrirse y correr mientras llovían piedras y gases.

La Policía se llevó a los detenidos en uno de los carros antimotines que logró despejar el área central de la amplia vía. Sin embargo, únicamente motos y tres autos han logrado cruzar un pequeño tramo de la carretera.

A las 11:25, los manifestantes que antes estaban en toda la vía y en el paso peatonal se agruparon en los carriles laterales en sentido sur norte. En toda la vía hay llantas en llamas y piedras regadas.

Los propietarios de los locales debieron cerrar sus negocios por miedo a agresiones. Pocos mantienen la puerta abierta a medias, especialmente tiendas y restaurantes.

Suplementos digitales