Flores: Hay un reto para ejecutar política pública d…
Un militar está implicado con banda de sicarios en Durán
Asaltos ocurridos en Guayaquil quedan registrados en videos
Manifestantes avanzan hasta la av. 24 de Mayo en Quito
Asaltantes roban camioneta de un garaje en Quito
Cinco estrategias que optimizan la movilidad en otra…
Karl Egloff : ‘La preparación mental ayuda a aguanta…
Argentina confirma primer caso de viruela del mono

En Cumbayá se unen para conseguir un parque

Uno de los senderos cruza la parte del bosque que está junto a la vía de acceso al barrio San Francisco de Pinsha. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Paseadores de mascotas, ciclistas y uno que otro vecino del barrio San Francisco de Pinsha y de las urbanizaciones cercanas caminan con calma y casi a diario por los cinco senderos que tiene una de las pocas áreas verdes que le quedan a la parroquia de Cumbayá, en el oriente del Distrito.

Y aunque no exista un letrero que delimite la zona como zona recreacional, quienes buscan la declaratoria de ese espacio biodiverso como un parque metropolitano ya lo consideran suyo.

Mientras camina en medio de árboles de eucalipto y arbustos, Ángel Orellana resalta la diversidad que posee este lugar. Son 42 hectáreas de un predio ubicado junto a la Ruta Viva, entre nuevos conjuntos habitacionales de Lumbisí y Cumbayá.

Pencos, plantas de cholán, matico, quishuar, helechos, chilcas y hasta frambuesas silvestres aparecen en el camino y conforman el listado de las 60 especies que ha encontrado Orellana en todo el parque. A esa riqueza natural se suman los 26 tipos de aves como los colibríes y gavilanes.

Es por eso que se debe cuidar el parque, afirma Orellana, y conservarlo como tal. Él es uno de los defensores de la iniciativa que busca la consolidación de este espacio como el Parque Metropolitano de Cumbayá.

La idea de darle un pulmón a esta parroquia, a Nayón y Tumbaco, surgió en el 2020. En ese año se creó un Frente de Protección que hoy sigue en su lucha por proteger el lugar. Mauricio Merino es uno de los coordinadores y quien lidera las conversaciones con los propietarios oficiales del predio.

Y es que se trata de un terreno privado que hace un par de años le perteneció al Banco Central y luego pasó a manos del Ministerio de Gobierno. En años anteriores, la comunidad y quienes impulsaron la idea del parque supieron que ese espacio se quería destinar a la edificación de infraestructuras para el uso de la Policía Nacional. Ideas que hasta el momento no se han concretado.

Quienes conforman el Frente aseguran que llevan una relación cordial con los uniformados que frecuentemente visitan el parque para realizar entrenamientos y ejercicios de adiestramiento con canes. Según Merino, los acercamientos se dan de a poco y esperan que en un futuro lleguen a un acuerdo que beneficie a ambas partes.

“Hemos asistido a reuniones y planteamos, con todos los documentos, que como comunidad estamos listos para tener un parque. Respetamos a la autoridad”, dice Merino.

Hernán Hidrovo, presidente del barrio San Francisco de Pinsha, sabe del valor de este bosque, por lo que también apoya la idea de convertirlo en parque donde la naturaleza sea la principal protagonista. De sus atractivos, afirma, no solo se beneficiarían las 300 familias de su barrio que conviven junto al predio sino los moradores de las tres parroquias más cercanas, donde viven más de 133 000 personas.

Mauricio Freire, otro de los defensores del parque, espera que en un futuro puedan contar con ese predio ideal para pasear debido a las inclinaciones de la mayoría de los senderos.

Desde las autoridades hay voces de respaldo a la propuesta, pero aún es necesario negociar.

Sonia Chuquimarca, presidenta de la parroquia de Cumbayá, reconoce lo vital del espacio para la zona donde las áreas verdes escasean. Pero también es enfática en la necesidad de una inversión para equipar a un parque de este tipo, para que no se vuelva una zona insegura.

La concejala Andrea Hidalgo está al tanto de la iniciativa y también apoya los acercamientos entre la comunidad y los propietarios del predio, y cuenta que ya se han dado algunos planteamientos. La semana pasada, la edil pidió una nueva reunión con el Ministerio para analizar las alternativas. Una de ellas es un terreno en permuta.

Para Vladimir Tapia, secretario Metropolitano de Territorio, la iniciativa para declarar esta zona como un parque metropolitano surgió dentro del Cabildo en el 2016. Incluso antes de ese año, afirma, se realizaron reuniones para que se concrete ese proyecto. Pero para ello agrega que es indispensable llegar a un acuerdo con los propietarios.

Según el Secretario, desde el Municipio se propone la permuta (que el Ministerio ocupe otros terrenos para sus fines) o que al menos una parte del predio se destine para el parque. Para ello, espera que se concrete un nuevo acercamiento con las autoridades estatales.