Siete pasos se necesitan para lavarse bien las manos
Jaime Culebras trabaja en la conservación mediante s…
La seguridad en las fronteras se debilitó en tres años
Nuevos cuadros se forman para renovar el espectro político
Contratos petroleros ya pueden modificarse con la Ley
‘Júnior’, el testigo silencioso del éxito de Independiente
Misión de la CIDH visitará Ecuador desde el 1 de diciembre
COE confirma aplazamiento de la apertura de frontera…

Comerciantes autónomos pidieron al Municipio que pare los operativos

Protestaron en contra de la serie de operativos que se ha organizado en el Centro Histórico. Foto: EL COMERCIO

Un grupo de agremiados de la Asociación de Trabajadores Autónomos Organizados (Asotrab) realizó un plantón, la tarde de este jueves 4 de noviembre del 2021, en las afueras del edificio del Municipio de Quito ubicado en la Plaza Grande.

Protestaron en contra de la serie de operativos que ha organizado la Secretaría de Seguridad en coordinación con la Agencia Metropolitana de Control (AMC), el Cuerpo de Agentes Metropolitanos y la Policía Nacional para controlar el espacio público. Con pancartas y tambores, los comerciantes aseguraron que se mantendrán luchando en contra de los abusos, decomisos de mercadería y violencia de la Policía Metropolitana.

Rodrigo Gallegos, coordinador de Asotrab, solicitó a las autoridades que les permitan trabajar tranquilamente en el Casco Colonial y que paren los operativos y decomisos. Recordó que una mujer fue herida en su mano durante los controles que se realizaron la mañana del domingo 31 de octubre en el Centro Histórico.

Ante eso, el Municipio aclaró que el incidente se produjo cuando la señora impidió que le retiraran los productos a una vendedora que no portaba permisos de expendio en espacios públicos. “Producto del forcejeo, ocasionó una herida leve en su mano, de acuerdo al parte médico levantado”.

Indicó además que los agentes metropolitanos no portan armas blancas u objetos cortopunzantes. Solamente disponen de las defensas no letales autorizadas y detalladas en el acuerdo ministerial número 0170.

Gallegos pidió a las autoridades que se sensibilicen por la difícil situación económica que viven las familias de comerciantes autónomos. Explicó que en el país apenas tres de cada diez personas tienen empleo adecuado y es necesario que les permitan laborar a quienes no cuentan con trabajo estable.

Como alternativa, el Municipio ha ofrecido a los comerciantes informales que se trasladen a trabajar en los mercados que se encuentran en diferentes sectores de la capital, pero ellos no están de acuerdo con esa propuesta.

Para José García, presidente de Asotrab, los sitios que ofrece la Alcaldía tienen bajo flujo de clientes y no hay ventas. “Ese ofrecimiento es de toda la vida, no de ahora. Nos quieren enviar a lugares en donde no hay comercio, a sitios botados”.

El dirigente aseguró que sus compañeros sí están dispuestos a ubicarse en un sitio fijo para trabajar, pero este debe tener movimiento de gente. “Tiene que ser un lugar rentable para mantener a nuestras familias”.

Los operativos reforzados de control del espacio público que despliega el Municipio en diferentes zonas del Centro Histórico de Quito han generado reacciones entre los comerciantes y dirigentes que pertenecen a la Asociación de Trabajadores Autónomos Organizados (Asotrab).

Con estas intervenciones se busca recuperar la zona patrimonial y que los vendedores que trabajan en el sector regularicen su situación y obtengan las licencias de comercio. El Municipio ha informado que hay mercados que están abandonados y pueden ser utilizados por los autónomos para laborar.

Suplementos digitales