Brasil suma 1 333 muertes por covid en 24 horas y el…
Daniel Rodríguez dirige el Hospital Carlos Andrade M…
Los aforos de los establecimientos se redujeron al 3…
Jair Bolsonaro asegura que en su mandato no se ha vi…
Canadá tiene ya suficientes dosis para inmunizar a t…
En Manabí son vigilados 10 enfermos con la variante …
255 060 dosis de Pfizer llegaron a Ecuador, este 27 …
Médico posgradista ganó acción de protección interpu…

Vecinos de La Magdalena, sur de Quito, trabajan en un proyecto urbanístico para mejorar la seguridad vial

La Presidenta del barrio La Magdalena asegura que los dibujos fueron escogidos por los moradores y los técnicos del proyecto de urbanismo táctico con el que se busca garantizar la seguridad vial en el barrio. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

La Presidenta del barrio La Magdalena asegura que los dibujos fueron escogidos por los moradores y los técnicos del proyecto de urbanismo táctico con el que se busca garantizar la seguridad vial en el barrio. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

La Presidenta del barrio La Magdalena asegura que los dibujos fueron escogidos por los moradores y los técnicos del proyecto de urbanismo táctico con el que se busca garantizar la seguridad vial en el barrio. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Figuras de vasijas, espejos, flores, cintas y coronas fueron pintadas en las esquinas de las calles principales de La Magdalena, una parroquia ubicada en el sur de Quito. Hacen referencia a los elementos que se utilizan durante los desfiles y comparsas del pase del niño y que son tradicionales en ese sector.

La presidenta del vecindario, Gladys Ordóñez, asegura que los dibujos fueron escogidos por los moradores y los técnicos del proyecto de urbanismo táctico con el que se busca garantizar la seguridad vial en el barrio.

En los próximos días, la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), la organización filantrópica Bloomberg (Iniciativa para la Seguridad Vial Global) y la Asociación Nacional de Oficiales de Transporte de la Ciudad (Nacto) entregarán ese programa para reducir los siniestros viales.

Según reportes de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), en La Magdalena se registraron 39 accidentes desde enero del 2016 hasta junio del 2020. Por eso -señala Ordóñez- con la implementación del urbanismo táctico se pretende reducir la siniestralidad y generar espacios para que el peatón pueda caminar con seguridad.

En las calles Viracocha, Cañaris y Quisquis, el Municipio pintó señales verticales de pare y ceda el paso con modelos alusivos a sitios tradicionales como la quebrada de Los Chochos en donde se desaguaba el grano hace más de un siglo y es un ícono para la gente de la parroquia.

En una minga realizada el fin de semana, los vecinos también se unieron para recrear en una vereda los juegos de antaño como la rayuela o laberintos. Asimismo, colaboraron con la limpieza de las áreas verdes y los puntos más concurridos de la zona.

Los técnicos se encargaron de colorear los pasos cebras y así brindar una mejor orientación a los peatones. Ayudaron a colocar macetas con plantas sobre las calles. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Los técnicos se encargaron de colorear los pasos cebras y así brindar una mejor orientación a los peatones. Ayudaron a colocar macetas con plantas sobre las calles para evitar que los conductores se movilicen a exceso de velocidad y mejore la circulación peatonal.

“Las vías son muy anchas y hay accidentes de tránsito. Los conductores manejan muy rápido y con las pequeñas jardineras buscamos que eso no vuelva a suceder”, cuenta Ordóñez.

A futuro se prevé colocar otras macetas de fibra de vidrio y reforzar la seguridad. La mayoría de vecinos se siente motivado con la iniciativa y espera que se recuperen los espacios públicos tomados por la delincuencia.

Kléver Mera es propietario de un local que comercializa ropa y accesorios para policías y militares. A su criterio, el programa de urbanismo táctico ayuda a dar colorido al lugar. “Espero que cuando la movilidad se vaya restituyendo no se produzcan congestiones por las macetas colocadas en las vías”.

Patricio Almache, dueño de una cevichería, destaca que mejoró el aspecto del vecindario en la zona del parque. Pide a las autoridades que como parte del proyecto se instale un semáforo en las calles Quisquis y Cañaris. “Queremos que se realicen más controles para las personas que consumen licor”.

Adriana Ávila, gerente de Operaciones de la Movilidad de la Epmmop, manifestó en una entrevista en Radio Pacha que el urbanismo táctico es un modelo aplicado en otras ciudades del mundo con intervenciones rápidas, de bajo costo y que siempre cuentan con la participación permanente de la comunidad.

“La principal protagonista del proyecto es la gente, durante el fin de semana se realizó una minga, se mejoró las áreas verdes, aceras y las calles del centro de La Magdalena”.

En la cuenta de Twitter de la Asociación Nacional de Oficiales de Transporte de la Ciudad se destaca los avances. “¡Es muy emocionante ver los resultados de esta intervención #RoadSafety liderada por la comunidad en el barrio La Magdalena de #Quito!”.