Consejos para que el retorno a clases de los hijos s…
Gobierno protegerá a trabajadores de obras tras expl…
Ucranianos alistan maletas y kits de emergencia ante…
Estos son los criterios y comentarios por el regreso…
Requisitos, trámite… Se inicia renovación de l…
Presidente turco Erdogan a cantante: ‘Hay que …
Quito regresa a la alerta naranja por covid-19
Monto de nuevos microcréditos creció 63% en 2021

Agasajos, deporte, ventas y operativos durante el feriado

En el Centro Histórico, desde el 17 al 25 de diciembre, los Agentes de Control realizaron 257 operativos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Solidaridad y unión barrial en el cierre del feriado navideño capitalino. En la intersección de las calles Vicente León y Chile, en el Centro, se armó un escenario al nivel de la vereda para entregar fundas con dulces, producto de donaciones y gestiones de vecinos del sector.

El teatro, los cánticos y el baile fueron parte del programa gestado, justamente, para unir a la vecindad y tomar espacios públicos conflictivos. Por seguridad y para cumplir con el distanciamiento, los invitados se separaron en dos grupos. Mientras unos compartían un documental con temática navideña, otros veían las presentaciones artísticas.

Juan Carlos Rojas, presidente del barrio San Blas-La Tola, donde habitan 24 650 personas, presentó el programa y, de la mano, recordó que la Navidad no solo llegó con fundas con dulces para niños sino con ayudas para adultos mayores que se encuentran solos y personas en movilidad humana.

Ese fue el caso de Euladio, de 84 años, quien, como compartió Rojas, no recordaba su apellido y vive con unos 10 perros. Le entregaron víveres.

En el sur, en cambio, parques como el Lineal, más conocido como de los tubos, en Solanda. fue el destino de familias como la de Paola Proaño, moradora de la Villa Flora desde hace 8 años. Llegó con sus tres hijos y su esposo.

Escogieron el lugar por la poca concurrencia de gente y optaron por actividades como pintura, que se ofrecían en el sitio, en pequeños caballetes. Y a unos metros, en la av. Cardenal de la Torre, avanzaban quienes optaron por el Paseo Dominical, algunos salieron con sus mascotas, igual que en el norte, en vías como la Amazonas.

Pero mientras en unos espacios se procuraba el distanciamiento social, en las aceras de la av. Maldonado, a la altura del andén San Cristobal de la Ecovía, decenas de comerciantes instalaron sus puestos, dejando un espacio mínimo para la circulación de peatones. Aunque, claro, estos eran principalmente quienes se acercaban a preguntar por los productos, que incluían prendas de vestir, incluso, con precios desde USD 1.

El panorama se acercaba a lo ocurrido en calles como la Imbabura, en el Centro Histórico, donde, desde el 17 al 25 de diciembre, los Agentes de Control realizaron 257 operativos. En el resto del Distrito, fueron 639 jornadas.

El personal logró disuadir 83 aglomeraciones en la zona patrimonial y 144, en el resto de la ciudad. Así como12 095 ventas ambulantes y 23 967, respectivamente.

Además, el retiro de 544 libadores y 933, respectivamente. A la par, desde los Agentes de Control detallaron la aplicación de las medidas cautelares: 16 en el Centro y 865, en el resto de la urbe. El mayor número se registró en la Zona Quitumbe, con 764.

No obstante, la zona Manuela Sáenz fue la más conflictiva en temas de comercio no regularizado, entre otros temas.

Suplementos digitales