1 de julio de 2019 00:00

Proyección de crecimiento de 30 actividades económicas mejoró

El proyecto cuprífero Mirador prevé iniciar producción de prueba en este mes. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

El proyecto cuprífero Mirador prevé iniciar producción de prueba en este mes. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 28
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 8
Evelyn Tapia y Redacción Guayaquil. Redactores (I)

El Banco Central (BCE) mejoró la estimación de crecimiento esperado durante el 2019 para 30 de las 47 actividades que componen el Producto Interno Bruto (PIB).

El mes pasado, el Central informó que la economía crecerá un 0,2%; es decir, menos de lo proyectado a inicios del año, cuando se aspiraba a un 1,4%.
No obstante, 30 actividades -que representan un poco más de la mitad del PIB- muestran variaciones al alza en relación con la estimación que había hecho el ente en febrero, antes de que el país firmara el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Gonzalo Paredes, docente de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, explica que es importante que buena parte de las ramas de la economía tengan números positivos. Pero acota que hay actividades que, aunque crezcan, no tienen un impacto relevante en el PIB porque su participación en este es leve.

Entre ellas, menciona a la explotación de minas y canteras, que es la actividad que más crecería este año. La cifra estimada de alza de este rubro es de 17,6% este año, pero solo pesa 0,6% en el PIB. Esta, además, es la actividad que presenta el ajuste más alto, ya que el Central proyectaba en febrero que decrecería 2,5%.

Para Santiago Yépez, titular de la Cámara de Minería del Ecuador, el buen desempeño del rubro minero depende de dos proyectos cuya producción de prueba arranca este año y que son Mirador, de la empresa Ecuacorriente, y Fruta del Norte, de Lundin Gold.

Sin embargo, él considera que la estimación del ente debería ser más cautelosa, porque el sector vive un momento de incertidumbre.
Entre los factores que preocupan al sector, menciona que el pasado 20 de junio la Corte Constitucional debía pronunciarse sobre la factibilidad de consultas populares respecto de las actividades mineras en cuatro cantones de Carchi y de Imbabura.

Aunque esto no se dio, porque la Corte dijo que la solicitud no reunía los requisitos, existen amenazas de consultas en otras provincias.
Yépez señala que otro problema es que el proyecto Río Blanco, en Azuay, que también debía generar un impulso al sector minero este año, lleva ya doce meses paralizado.

Otro sector que tendrá un mejor desempeño este año, según la entidad, es la elaboración de productos de molinería, panadería y fideos. Inicialmente, el Central proyectaba una contracción, pero ahora cree que crecerá un 8,1%.

Para Diego Córdoba, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Molineros, el monto no hace sentido con sus cifras. “Si la producción de panaderías crece debería subir la importación de harina y, según nuestros datos, eso no ha ocurrido. Este año proyectamos un decrecimiento”.

El gremio atribuye la reducción del consumo de estos productos a la situación económica. “Si una persona compraba 10 panes, ahora compra 6 o 7”.

Hanns Soledispa, director de Exponential Research, dice que la industria y la agricultura, que pesan cerca del 20% del PIB, son las que deberían tener los desempeños más altos, porque generan más empleo y son las que están ligadas a la exportación y, por ende, traen más dólares al país.

Pero ambos sectores tienen crecimientos leves debido a que este año el país atravesará un proceso de ajuste económico que derivará en menos gasto público, lo cual -dice- frena las expectativas de inversión en el sector privado.

Un reto para el agro es mantener o aumentar sus ventas al exterior en un escenario complejo, ya que la guerra comercial entre China y EE.UU. podría derivar en menor comercio a escala mundial. Además, las exportaciones a la Unión Europea han perdido ritmo en relación con el primer año de vigencia del acuerdo comercial con el bloque europeo.

Otro factor que preocupa a sectores como el bananero es el acuerdo comercial con el bloque de países nórdicos -Suiza, Noruega, Islandia y ­Liechtenstein- que no pudo entrar en vigencia este mes debido a que la Corte Constitucional emitió un dictamen de inconstitucionalidad al ar­tícu­lo de contratación pública del acuerdo.

Gustavo Marún, presidente de Agroban, considera que para mejorar la previsión de este año para el sector bananero el Gobierno debería tener como prioridad solucionar lo más pronto posible ese problema.

El camarón, uno de los principales productos de exportación, también tendrá un desem­peño mejor que el esperado en febrero de este año. Según la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), el sector espera exportar en 2019 USD 3 500 millones. El 2018 los envíos fueron de 3 234 millones.

José Antonio Camposano, presidente de la CNA, atribuye el crecimiento de este año a la incorporación de tecnología como el blockchain, que permitirá lograr la trazabilidad del crustáceo. Además, el área viene incluyendo buenas prácticas en la alimentación del camarón para generar un producto más competitivo.

En manufactura, que es una de las que genera más empleo, las cifras de crecimiento podrían ser mayores si se implementan acciones para bajar el contrabando y reducir las importaciones, dice Richard Santamaría, miembro de la Asociación de Textileros del Ecuador (AITE).

El directivo considera que la Aduana debería realizar más controles para identificar los productos que ingresan de forma irregular por frontera.

En contexto

Varios multilaterales también ajustaron el crecimiento esperado para Ecuador en el 2019. El Banco Mundial bajó de 1% a 0,1% el crecimiento esperado. Mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó de 0,7% a -0,5% su estimación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (20)