Superintendencia exige a Banco Pichincha contratar a…
Nueve motocicletas fueron retenidas en operativos en Tulcán
31% de privados de libertad están en educación media
Cinco de cada 10 microemprendedoras sufren violencia…
Llori y Blinken hablaron de fortalecer a la democracia
Dosis de Sinovac para infantes es igual a la de adul…
Militares y policías se unen en operativos antidelin…
Lasso dio prioridad a Policía antes que a la Asamblea

La prevención reduce los síntomas de la menopausia

Redacción Guayaquil 

Osteoporosis, hipertensión, diabetes y cáncer ginecológico son algunos de los riesgos que corre la mujer cuando se acerca a la etapa menopáusica.

Disminuir su incidencia es uno de los principales temas que debaten médicos de 13 países durante el VI Congreso Ecuatoriano de Climaterio, Menopausia y Osteoporosis que se realiza  desde ayer en Guayaquil.

Una de las claves para evitar los trastornos durante este periodo es la prevención, según detalló el doctor Teddy Madero, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Climaterio y Menopausia. “Hay que mejorar la calidad de vida de la mujer. Su expectativa de vida de la mujer ecuatoriana llega a los 68 años, porque cada vez hay más enfermedades degenerativas”.

La edad de la menopausia en la mujer latinoamericana varía. Por lo general, los primeros síntomas se presentan a los 40 años. Pero pasar a la menopausia puede tomar entre cinco y siete años más.

De ahí que el doctor Luis Hidalgo  Guerrero recomienda una alimentación balanceada, ejercicios continuos y la eliminación de vicios como el tabaquismo y el consumo de alcohol.  

A esto se suma la terapia hormonal de reposición a base de estrógenos. La doctora Silvina Witis, de Argentina, asegura que este tipo de tratamientos ayuda a reducir los incómodos  síntomas de la menopausia, entre ellos sofocos, insomnio, sudoraciones, palpitaciones, resequedad vaginal  y desórdenes menstruales.

La especialista se centró en el tratamiento con andrógenos, es decir, hormonas sexuales masculinas para combatir el síndrome de disfunción sexual en la mujer.

Witis puntualizó que esta terapia debe ser individualizada, según las características de cada paciente, para evitar efectos colaterales como trastornos hemorrágicos y riesgos de androgenización o masculinidad (acné, pérdida de cabello, seborrea).

En una conferencia desde Italia, el doctor Tommaso Simoncini explicó las ventajas de la aplicación de  hormonas para reducir el impacto en el sistema cardiovascular de la mujer. Como estadísticas generales señaló que entre los 55 y 65 años, la presión arterial de la mujer se eleva. Esto puede incidir en el 40% de los casos en problemas cerebrales y en el 25% en problemas de infarto. Otro de los temas de análisis fue la depresión femenina durante la transición menopáusica y los cambios de ánimo.

Las charlas continúan hoy en el hotel Hilton Colón, en el norte de la ciudad. En la agenda de conferencias se incluyen temas como calidad ósea y menopausia, osteopenia y  alteraciones urogenitales.

Suplementos digitales