Menos niños en las aulas por falta de transporte y m…
El crimen organizado gana terreno en las fronteras e…
Aterrizaje forzoso
Organizada y periférica, dos tipos de alquiler de de…
La estrategia de Jorge Glas fue no presentarse a la …
El crimen organizado avanza ante una débil institucionalidad
Negocios suman más guardias por inseguridad
Proceso de paz en las cárceles no frenará, a corto p…

3 presuntos coyotes fueron detenidos en Cuenca

Detienen en Azuay a tres presuntos coyotes dedicados al tráfico de migrantes hacia Estados Unidos. Foto: Twitter @FiscaliaEcuador

En un nuevo operativo ejecutado la madrugada de este miércoles 20 de abril del 2022, unidades especializadas de la Policía Nacional y de la Fiscalía detuvieron a tres presuntos coyotes vinculados con la desaparición, muerte y estafa a migrantes azuayos.

Estas personas fueron detenidas en tres inmuebles allanados. Ahí se encontraron celulares, cuentas, transacciones bancarias, recibos de pagos, entre otros elementos que según el fiscal de Azuay, Fernando Amoroso, servirán para profundizar la investigación.

Sobre los tres detenidos (dos hombres y una mujer) pesan varias denuncias interpuestas por los familiares que se sienten estafados porque no alcanzaron a llegar a Estados Unidos o murieron en la riesgosa travesía.

Uno de los detenidos es investigado desde el 2014 por la desaparición de un azuayo en Texas, frontera entre México y EE.UU. Según la denuncia, él pagó USD 10 000 para que lo lleve al país del norte y la última vez que se comunicó fue desde ese Estado.

Según el fiscal, Fernando Sánchez, desde el 2015 vienen trabajando con las autoridades de México y Estados Unidos realizando comparativos de ADN de cuerpos y osamentas encontradas en la frontera, pero aún no han podido ubicar al joven.

El otro caso ingresó a la Fiscalía en julio del 2021 por estafa, en contra de alias ‘Morocho’. Según la denuncia, el migrante habría pagado USD 9 000 por el viaje a EE.UU., pero nunca llegó a su destino y tampoco les devolvió el dinero.

A la mujer detenida se la involucra con la muerte de un joven de 22 años que fue abandonado en la frontera cuando enfermó al soportar las altas temperaturas en el desierto y deshidratación. Este caso ocurrió en agosto pasado y la familia pagó por el viaje USD 16 000.

El padre del joven presentó la denuncia en la Fiscalía y de allí, con ayuda del Ministerio de Relaciones Exteriores y los consulados de México y EE.UU. localizaron el cuerpo en el desierto. El cotejo de las huellas dactilares, piezas dentales y la ropa confirmó que se trataba del joven cuencano, dijo el fiscal, Luis Arturo Hidalgo, quien lleva la causa.

En febrero pasado, en un operativo simultáneo en Azuay, Manabí y Los Ríos se detuvo a cuatro personas supuestamente que pertenecían a una banda dedicada al coyoterismo. Pero solo a uno de ellos se le dictó prisión preventiva y los otros tres salieron con medidas sustitutivas.