Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 18 de junio del 2021
Partidos políticos tendrán un mayor control de la Un…
Un grupo élite de bomberos combatirá incendios forestales
10 parroquias de Quito forman parte de la estrategia…
Extranjeros, también en fila para la vacunación cont…
155 876 usuarios ya no reciben el subsidio de la tar…
Pablo Celi, contralor desde la Cárcel 4
Bolsonaro dice que usar mascarilla dentro del auto p…

Preocupación de pediatras por más casos de niños infectados con covid-19 en Ecuador

Imagen referencial. Los padres de los niños con síntomas de covid-19 llevan a los menores a realizarse pruebas para confirmar el contagio del nuevo coronavirus. Foto: EFE

Imagen referencial. Los padres de los niños con síntomas de covid-19 llevan a los menores a realizarse pruebas para confirmar el contagio del nuevo coronavirus. Foto: EFE

Imagen referencial. Los padres de los niños con síntomas de covid-19 llevan a los menores a realizarse pruebas para confirmar el contagio del nuevo coronavirus. Foto: EFE

La cantidad de niños, niñas y adolescentes, con síntomas respiratorios relacionados con covid-19, ha aumentado en hospitales, como el Quito Sur, del Seguro Social. Allá se atienden prioritariamente a contagiados con el SARS-CoV-2.

El incremento es del 30% de pacientes pediátricos atendidos en esta casa de salud. En el último mes se reportaron 1 500 infantes, es decir, unos 500 más de lo registrado meses atrás.

Lo explica Daniel Espinel, coordinador de emergencias pediátricas del sanatorio. “Un grupo de menores ha ingresado con cuadros más graves, es decir, fiebre intensa y malestar general. Incluso hubo chicos con afectación pulmonar intensa, por lo que fueron enviados a terapia intensiva”.

Mientras que quienes tienen malestar moderado reciben tratamiento ambulatorio (en casa) o permanecen hospitalizado un par de días.

Hasta el pasado viernes 16 de abril del 2021, en el área de pediatría covid-19 se albergó a seis infantes; más tres que esperaban la confirmación de las pruebas en la sala de emergencia del hospital. Pero, el miércoles estuvieron 21. Su estadía oscila entre siete y 10 días; a diferencia de un adulto que permanece más de dos semanas.

El aumento de casos de niños -dice Espinel- está vinculado a una mayor exposición al virus. En el inicio de la pandemia, este grupo de la población permaneció en confinamiento, pero, poco a poco, han ido saliendo y se los ve en los supermercados, parques y demás espacios públicos.

“Hay una falta de cuidado a los niños. Muchos transitan por las calles sin mascarilla o la usan de forma incorrecta”.

Otra de las posibles razones está vinculada con el aparecimiento de nuevas variantes de coronavirus, como la londinense y la brasileña. Ambas ya circulan en el país.

“Acá no hemos identificado nuevas variantes; no tenemos cómo hacerlo, pero debido a las mutaciones del coronavirus se puede decir que es otra de las hipótesis”, comenta.

Hasta el viernes, el porcentaje de infectados fue de 6,3% de un total de 355 964 casos a escala nacional, entre 0 y 19 años. La cifra es superior a la reportada en la misma fecha de enero, con 5,9%, según los informes del Ministerio de Salud.

En el informe presentado por la Corte Constitucional, en el que se analiza las medidas adoptadas para contener la pandemia, con fecha del 6 de abril, se da cuenta de las “afectaciones inesperadas en el grupo de edad de 0 a 19 años, en el que más de 3 500 niños, niñas y adolescentes se encuentran hospitalizados”.

Joanna Acebo, infectóloga pediatra del Hospital Metropolitano de Quito, coincide en que si hay más casos de infantes es por la mayor exposición al virus; más cuando hay nuevas variantes. “No son más mortales, pero sí tienen una mayor transmisibilidad”.

A su consulta han llegado menores de edad con pruebas positivas para coronavirus, pero sin complicaciones graves. En ese sentido se recomienda tratar al niño en su domicilio y hacer un seguimiento constante. “Hemos atendido a los chicos por medio de teleconsulta para ver su evolución. En la mayoría es favorable”.

En esa casa de salud se han hospitalizado algo más de 20 pacientes pediátricos en condición de gravedad, desde el inicio de la pandemia en marzo del 2020, explica la galena.

En niños, los problemas más intensos se sienten cuando se desarrolla el síndrome inflamatorio multisistémico.

Aparece unas cuatro semanas después de una infección por covid-19 y se presenta con temperatura alta, dolor estomacal, lesiones en la piel, conjuntivitis, ganglios inflamados, etc., indica Acebo.

Por ello, Fernando Aguinaga, presidente de la Sociedad de Pediatría, cree que ya se debe hablar sobre la inmunización de los niños. Hasta ahora, la firma Pfizer ha probado la vacuna en mayores de 12 años. “La investigación está en curso. Los resultados no son definitivos”.