Un nuevo sistema de captación abastecerá de agua a d…
Ecuador se prepara para asumir la presidencia pro te…
108 810 dosis de Pfizer llegaron al país este martes…
Secretaría de Movilidad analizará reparos de Quito H…
9,5% de la población objetivo está inmunizado con do…
Los fusiles chinos ya fueron usados este 22 de junio…
¿Hay vacunas contra covid-19 más recomendadas que otras?
Nacionalidades indígenas de Pastaza realizaron march…

Restos mortales de cuatro ecuatorianos fueron repatriados desde EE.UU.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana brindó acompañamiento en el proceso de repatriación de los restos mortales de los compatriotas. Foto: Cancillería

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana brindó acompañamiento en el proceso de repatriación de los restos mortales de los compatriotas. Foto: Cancillería

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana brindó acompañamiento en el proceso de repatriación de los restos mortales de los compatriotas. Foto: Cancillería

La Cancillería informó este miércoles, 15 de julio del 2020, sobre la repatriación de los restos mortales de cuatro ecuatorianos que fallecieron en el último año, mientras intentaban cruzar o tras haber cruzado la frontera de México con Estados Unidos.

Se trata de Darwin Soliz, Eduardo Poalacín, Érika Zhuñio y Dennys Coronel Quezada, quienes eran oriundos de Javín (Cañar), Ambato (Tungurahua) y Chordeleg y Santa Isabel, en Azuay, respectivamente. Las repatriaciones se dieron entre el 7 y el 14 de julio.

Debido a la emergencia sanitaria mundial por el covid-19, los procesos de repatriación de cadáveres y restos mortales quedaron detenidos desde marzo de 2020, a causa del cierre de los aeropuertos del país.

A partir del 1º de junio de 2020, el Consulado del Ecuador en Houston realizó todas las gestiones necesarias con diferentes aerolíneas hasta obtener los espacios en diferentes vuelos para las repatriaciones pendientes, señaló el comunicado.

En tres de los cuatro casos, los procesos de repatriación se completaron luego de realizar los estudios de huellas dactilares que fueron gestionados por el Consulado en Houston ante las autoridades estadounidenses.

En el caso de Erika Zhuñio Castro el proceso de reconocimiento tomó más tiempo y solo se logró gracias al análisis de la dentadura de la fallecida.