La vacunación en niños reduce casos severos de covid-19
El CNE alista el inicio del período electoral para l…
Muertes violentas crecen en Esmeraldas por disputas …
El empleador es quien elige usar la opción de teletrabajo
Fernanda Vásconez ayudó a crecer el fútbol femenino
300 viveros florecieron en Nayón durante la pandemia
Oleajes anómalos en el litoral de Perú por erupción en Tonga
Liberan a uno de los rehenes secuestrados en sinagog…

Relator para la Libertad de Expresión de la CIDH dice que Ecuador debe reparar a perseguidos por opinar o protestar

Edison Lanza, relator de la CIDH durante una rueda de prensa el viernes 24 de agosto de 2018. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Edison Lanza, relator de la CIDH durante una rueda de prensa el viernes 24 de agosto de 2018. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Edison Lanza, relator especial de la CIDH durante una rueda de prensa en la sede de la Unesco en Quito, el viernes 24 de agosto de 2018. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Ecuador debe dictar una ley de amnistía para los comunicadores, defensores de derechos humanos y dirigentes políticos con procesos abiertos en el marco de la “persecución por parte de las autoridades” en la
década pasada.

Esa, y otras medidas de reparación, es lo que sugirió el relator especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (Cidh), Édison Lanza, al concluir hoy, 25 de agosto del 2018, una visita de cinco días a Ecuador.

En una rueda de prensa realizada esta mañana en la sede de la Unesco, en Quito, Lanza presentó un informe preliminar sobre su estadía en el país, que fue para evaluar el ejercicio de este derecho.

Después de reunirse con autoridades del Gobierno, sectores sociales y gremios periodísticos, Lanza aseveró que pudo recopilar las “estrategias de escarnio” que se aplicaron durante el régimen de Rafael Correa en contra de periodistas y luchadores sociales.

De allí que insistió al presidente, Lenín Moreno, por la reparación de por lo menos 60 víctimas encausadas en procesos judiciales y abrir investigaciones para determinar sanciones a los responsables de violación de los Derechos Humanos.

“Hay unas víctimas que requieren una reparación simbólica, hay otras víctimas que quieren una respuesta penal, o civil, hay otras que quieren una respuesta internacional”, mencionó.

A su juicio, eso también debería incluir “el reconocimiento mediante pronunciamientos públicos de las más altas autoridades del Estado a la legalidad y el valor del trabajo de los periodistas y repudiar en todo momento los delitos perpetrados contra ellos”.

Además, “la aprobación por parte de la Asamblea de una norma transitoria en la reforma a la Ley Orgánica de Comunicación que habilite un proceso para revisar la aplicación de sanciones por parte de la Superintendencia de Comunicación (Supercom)”.

El relator también consideró que los delitos de calumnia e injuria tipificados en el Código Penal deben ser reformados, pues sostuvo que “como están redactados no cumplen con las exigencias de la CIDH en materia de principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad”.

En tres meses estará listo el informe final sobre la visita de la Relatoría de la CIDH a Ecuador, que se da después de más de una década por invitación del Gobierno de Moreno.

Suplementos digitales