El delito del robo de vehículos se incrementó 20% en 2021
Castro asume la presidencia acompañada de su esposo Zelaya
Padres, hijos, hermanos y amigos, unidos por la música
Iván Saquicela: ‘Que vuelva una Corte Suprema de Jus…
11 245 becarios esperan acogerse a planes de pago
Denuncian ‘pasos tangibles’ de Maduro pa…
Más de USD 2 millones para preservar el Corredor Mar…
Siniestro de tránsito en carretera de Loja dejó un fallecido

Las protestas en Riobamba se volvieron intensas durante la noche del domingo

Un grupo de policías resguarda la Delegación Provincial del CNE de Chimborazo. Foto: Cristina Márquez/ EL COMERCIO

Un grupo de policías resguarda la Delegación Provincial del CNE de Chimborazo. Foto: Cristina Márquez/ EL COMERCIO

Un grupo de policías resguarda la Delegación Provincial del CNE de Chimborazo. Foto: Cristina Márquez/ EL COMERCIO

En los exteriores de las instalaciones del Consejo Nacional Electoral de Chimborazo se encendió fuego y se rompió la valla de seguridad que instaló la Policía Nacional. Al momento, decenas de personas permanecen concentradas y gritando consignas en contra del candidato Lenín Moreno y el actual régimen.

Según Ricardo Moncayo, asambleísta electo por el movimiento CREO en Chimborazo, allí se reunieron los militantes del partido, pero también la gente que simpatiza con Guillermo Lasso y que confían en las propuestas de los líderes nacionales.

“No vamos a aceptar este pronunciamiento del Consejo Nacional Electoral. Y más vale que lo hagan en paz, y no perturbando la tranquilidad de la gente y haciéndolos salir de sus casas”, señaló, mientras la multitud coreaba la consigna “Paro nacional”.

Luego, cuando los autobuses que llegaron a las instalaciones del CNE con el material electoral intentaron salir, los disturbios se volvieron más violentos. Los protestantes volvieron a romper el cerco policial y hubo forcejeos con los policías y militares que custodian las instalaciones.

Ellos incluso lanzaron gas pimienta para evitar que los protestantes avancen, sin embargo la gente se defendió arrojando las banderas que tenían en las manos y las rejas metálicas contra los escudos del escuadrón antimotines. 

Suplementos digitales